Mochila Politica

Tabla de Búsqueda

Mochila Política 97 - Diciembre 10, 2019 - Año 3 - García Luna, acierto… de Trump.

Por Héctor Moreno

Con toda certeza, el arresto del ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna es una buena noticia para México.

García Luna simboliza una de las más importantes redes de protección política y policiaca de la delincuencia organizada en el país.

El acierto de la detención de García Luna es un acierto… del gobierno estadounidense de Donald Trump que tendrá diferentes repercusiones en México.

De acuerdo con los documentos oficiales del gobierno

norteamericano, a García Luna se le investiga por asuntos delincuenciales desde 2001.

La cacería sobre García Luna fue permanente desde que dejó su cargo en 2012 como secretario de Seguridad del gobierno de Felipe Calderón.

La noticia se da en un proceso de relación del gobierno del Presidente López Obrador en la cual ha ido cediendo a las exigencias del gobierno de Trump.

Trump alineó a López Obrador en materia de migración; alineó a López Obrador en el modelo económico con la firma del T-MEC y ahora lo alinea con la detención de Genaro García Luna.

A esto se refería Cuauhtémoc Cárdenas cuando dio su opinión sobre la relación México – EU en su entrevista con El País.

P. ¿Qué piensa de la hostilidad de Donald Trump hacia México, sobre todo si logra un segundo mandato?
R. Se me hace muy grave que tenga esa actitud hacia un país vecino que ha sido incluso sumamente cordial con él y con su Gobierno. Ojalá no llegue…

Si bien la detención de García Luna puede ser usada por el gobierno lopezobradorista para reforzar su discurso contra la corrupción y el pasado, la realidad es que su gobierno no hizo nada para investigarlo ni detenerlo.

Para Felipe Calderón este golpe puede significar no solo el fin de su ambición política, lo coloca en una franja de incertidumbre como a ningún otro expresidente de México, pese a todas las denuncias sobre corrupción e impunidad, hechas en su sexenio, Calderón Hinojosa defendió y presumió a García Luna como un gran policía.

La primera parte del juicio -en la Corte de Nueva York- podría llevarse al menos un año, lo cual significa que todo 2020 se mantendrá la expectativa mediática sobre el caso y en ese escenario, 2021 sería el año de sentencia.

El matrimonio Calderón Zavala podrían ver naufragar muy pronto su proyecto de un nuevo partido político.

Para el PAN también significa un problema, pues sus dirigentes (César Nava y Germán Martínez Cázares) nunca se atrevieron a cuestionar los métodos de García Luna.

Quizá los únicos favorecidos con esta detención sean el Cártel de Sinaloa y su hoy único e indiscutible jefe: Ismael El Mayo Zambada García.
García Luna está detenido hoy por los testimonios de su hermano Reynaldo El Rey Zambada y su hijo Vicente Zambada Niebla sobre la entrega de millones de dólares en efectivo a García Luna por parte del Cártel de Sinaloa.

Pero sin duda alguna, quien más gana en este juego es Donaldo Trump, pues con estas acciones puede presumir un combate real y efectivo a las redes políticas de protección al narcotráfico y eso lo enfila hacia el proceso donde buscará su reelección.

Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.mochilapolitica.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx



Más información

Mochila Política 96 - Diciembre 06, 2019 - Año 3 - AMLO su ansiedad política y la realidad económica.

Por Héctor Moreno

En su primer año de gobierno, Andrés Manuel López Obrador solo ha hecho lo prometido: avanzar su proyecto ideológico, la construcción de una “nueva patria”.

Lo ha hecho con el viejo molde del priísmo al hacer un binomio de partido-gobierno, en donde solo la figura presidencial concede márgenes de maniobra al resto de sus seguidores, define y combate a sus opositores con una narrativa única y excluyente de quienes no piensan y asumen sus

posicionamientos.

Para lograrlo ha hecho equilibrios políticos con algunos de los principales factores de poder, como los grandes empresarios; el Ejército, la delincuencia organizada. Ha matizado posiciones, lenguaje, actitudes y les ha abierto espacios para acercarlos a su proyecto.

Frente a la crisis económica, el Presidente cambió discurso y actitud hacia los grandes empresarios, les dejó de llamar “minoría rapaz” (como los calificó en su discurso de toma posesión), ahora los define como necesarios para el país, acuerda proyectos de inversión y hasta se ofrece para arbitrar sus diferencias legales.

De calificar al Ejército como instrumento represor del Estado y prometer regresarlo a los cuarteles ha pasado a concederles un lugar privilegiado con base en recursos económicos fuera del presupuesto legal y reconocerles su lealtad en el combate al crimen.

Pero también les ha amarrado las manos en el combate a la delincuencia organizada e incluso reconocerles cuando han sido objeto de humillaciones de parte de grupos delincuenciales.

Como parte de ese cuadro de entendimiento con los factores de poder se puede interpretar la baja de resultados en todas las estadísticas de decomisos de drogas y combate al narcotráfico, así como su política de abrazos no balazos.

La liberación de Ovidio Guzmán – en un operativo hasta hoy inexplicable – solo fortaleció al Cártel de Sinaloa, al igual que en los últimos tres sexenios.

Fiel a su origen priísta se ha definido nacionalista y de izquierda y para mantener esa imagen ha hecho también equilibrios en la política exterior al cobijar a la izquierda radical sudamericana y mostrar colaboración con el gobierno estadounidense de Donald Trump.

A pesar de ello, el movimiento izquierdista internacional lo ha confrontado y denunciado como parte del mismo viejo sistema.

En esa tesitura se entienden las violentas protestas de las feministas radicales, las críticas del EZLN y su distancia de Nicolás Maduro y el Foro de Sao Paulo.

El que una fracción de Morena se identifique con el Foro y presione para que el partido y el gobierno de López Obrador asuman sus postulados no han pasado hasta ahora de ser eso, presiones.

La ansiedad histórica

Autodenominarse la “cuarta transformación” de México es una mentira, las otras tres fueron catalogadas como tales por los académicos después de sucedidas, no antes de realizarse ni en su pleno desarrollo.

Llanamente, fueron colocadas así en el juicio de la historia de México. Algunos de esos procesos llevaron décadas desde su inicio hasta su fin y sus consecuencias fueron variables y diversas para el país.

Autoerigir un proyecto ideológico político como parte de las grandes transformaciones del país; mostrar una ansiedad en su aplicación -bajo inspiración y lenguajes decimonónicos- evidencian la ambición por auto colocarse en la Historia con desprecio a quienes no comparten su visión, sean simples ciudadanos, políticos o historiadores.

Esa ansiedad por aplicar “rápido, muy rápido los cambios políticos y sociales” fue advertida por el mismo López Obrador en su discurso de toma de posesión el 1 de diciembre, “para que si en el futuro nuestros adversarios, que no nuestros enemigos, nos vencen, les cueste mucho trabajo dar marcha atrás a lo que ya habremos de conseguir”.

“Como dirían los liberales del siglo XIX, los liberales mexicanos, que no sea fácil retrogradar”.

En esa inspiración se pueden encontrar explicaciones para entender sus prioridades, de las cuales la estrategia del Bienestar es el núcleo central para garantizar clientela electoral.

Por segundo año consecutivo – a pesar del estancamiento económico y de los pésimos escenarios para México en el 2020 – los proyectos clientelares (Jóvenes Construyendo el Futuro; Sembrando Vida; Pensiones a los adultos mayores, etcétera) son los únicos con un presupuesto garantizado para seguir funcionando.

Para que no sea fácil “retrogradarlos” ya envió una iniciativa para insertarlos en la Constitución y concederles categoría de obligatorios.

La mejor muestra es que en la disputa por la renovación de la dirigencia de Morena, su dirigente “interina”, Yeidckol Polevnsky ha denunciado que el auténtico padrón de afiliados al partido lo tiene Gabriel García Hernández, jefe de los súperdelegados federales y cercanísimo a López Obrador.

Aunque tiene avances en ese sentido, al Presidente López Obrador no le ha sido ni le será fácil concretar sus planes. Inicialmente dio un plazo de seis meses para que todos los programas sociales estuvieran funcionando; luego anunció que sería hasta cumplir su primer año como gobierno y ahora pidió un plazo de un año más.

Ni de izquierda ni estadista

Paradójicamente quien mejor ha definido a López Obrador es Cuauhtémoc Cárdenas, con quien mantiene diferencias desde hace tiempo.

Precisas las preguntas y las respuestas en una breve entrevista publicada el 5 de diciembre en el diario español El País, Cárdenas Solórzano dimensionó a López Obrador y su gobierno:

P. ¿Está de acuerdo con la nueva política migratoria de las autoridades mexicanas?
R. Estoy en desacuerdo con que México haga el trabajo sucio para Estados Unidos.

P. ¿Coincide con López Obrador en que España debe pedir perdón por la Conquista?
R. El pasado no se modifica, lo que sucedió, sucedió. La interpretación que hacemos hoy del pasado no es la misma que hace 40 o 50 años y seguramente es muy distinta a cómo se veía hace 150 años. Los españoles y los mexicanos de hoy no son los mismos que los de 1500, ni la manera de ver el mundo es ahora la misma. Pretender con una declaración actual cambiar el pasado, pues ni lo cambia ni sucede nada. De lo ocurrido 500 o 1.000 años atrás no podemos echar la culpa a nadie.

P. ¿Qué piensa de la hostilidad de Donald Trump hacia México, sobre todo si logra un segundo mandato?
R. Se me hace muy grave que tenga esa actitud hacia un país vecino que ha sido incluso sumamente cordial con él y con su Gobierno. Ojalá no llegue…

P. ¿México podría estar ante otro sexenio perdido?
R. Eso es lo que pensamos muchos. Espero que no.

P. ¿Es Morena la izquierda de México?
R. No lo veo. No conozco cuáles son las propuestas de Morena para elevar el crecimiento económico o para hacerlo sostenido y a largo plazo. Ni conozco sus propuestas respecto a la política exterior ni para reducir la desigualdad. No sé dónde esté Morena desde el punto de vista ideológico.

P. ¿Dónde estaría entonces la izquierda mexicana?
R. Hay muchas izquierdas. Es muy difícil decir quién está en la izquierda y quién no. No veo una izquierda organizada en este momento, ni a ningún político importante ubicado en lo que yo llamaría izquierda.

P. ¿Qué piensa sobre que el presidente López Obrador se declare cardenista?
R. Lo que yo llamaría cardenismo sería una lucha permanente por el rescate, ampliación y ejercicio efectivo de la soberanía del país, por la elevación de los niveles de vida de la gente, por una política internacional que buscase la equidad en las relaciones. No lo veo. No veo que nadie esté al mismo nivel que los personajes que aparecen en el emblema de Morena: Hidalgo, Morelos, Juárez y Lázaro Cárdenas.

López Obrador no es de izquierda es un priista que busca restaurar el viejo modelo clientelar, populista.

Hasta ahora solo dos cosas parecen poder frenar su proyecto: la crisis económica que se avecina para el país y una organización ciudadana capaz de construir una alternativa social con una narrativa de futuro e incluyente.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.mochilapolitica.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx



Más información

Mochila Política 95 - 14 noviembre 2019 - Año 3 - Del fracaso electoral a la restauración violenta.

Por Luis Losada y Diego Hernández

Los resultados electorales en España el domingo 10 y las violentas movilizaciones en varias ciudades sudamericanas son facetas de un mismo proceso en donde avanzan electoralmente las alternativas al populismo radical de izquierda y éste, en respuesta, desata la violencia para recuperar terreno.

En una primera revisión los perdedores son Pedro Sánchez y el PSOE en España, que permanece estancado, así como la coalición de izquierdistas y

corruptos radicales que han ido perdiendo el poder acumulado la década pasada en América: Nicolás Maduro; Evo Morales, Lula, Correa.

Con una serie de apoyos a líderes populistas y radicales en cuatro países del continente, Andrés Manuel López Obrador comenzó a rebasar a Nicolás Maduro en el liderazgo de esa corriente, además con un estilo menos estruendoso y sin un discurso beligerante hacia Estados Unidos.

Lo que han ido perdiendo en las urnas, los radicales populistas sudamericanos buscan ahora restaurarlo por la violencia, en tanto el indicativo español avanza a la derecha.

La derecha rompe el mapa

La principal novedad de las elecciones del pasado domingo es el fuerte crecimiento de la derecha encarnada en un partido como VOX que hace un año no tenía presencia en las instituciones.

Su fuerte crecimiento amenaza al establishment porque sus objetivos políticos son la supresión de las autonomías (para efectos de entendimiento, son como los estados en México) e ilegalizar a los partidos nacionalistas cuyo objetivo es romper la unidad nacional.

Los 50 diputados alcanzados por VOX, más del doble de los obtenidos el pasado mes de abril, les permitirá además presentar recursos de inconstitucionalidad cada vez que el gobierno o el parlamento aprueben leyes o medidas libertarias.

La otra gran novedad es la quiebra solemne de Ciudadanos, un partido de nuevo cuño, virgen creado por el establishment para evitar que Podemos alcanzará el poder con su discurso regenerador y transversal.

La gran derrota de Ciudadanos ya se ha cobrado la cabeza de su líder, que no sólo abandona la presidencia sino también su escaño de diputado. Al menos el dueño del partido veleta ha tenido dignidad en el último minuto.

Por lo demás, la situación de bloqueo permanece inalterada. Para ser presidente se necesita el apoyo de 176 diputados.

Así que caben dos posibilidades, igual que en abril. O el PSOE logra el apoyo de Iglesias y de los nacionalistas o consigue la abstención del Partido Popular.

Tengo para mí que intentará el gobierno Frankestein que él llama “peogredista”, pues sabe que siempre podrá contar con el comodín del Partido Popular.

Casado ya se ofreció en la noche electoral a facilitar una investidura socialista… sin Pedro Sánchez. Obviamente esto es imposible, así que el día después volvemos a la casilla de inicio.

¿Qué quiere el Ibex y Bruselas? Una gran coalición a la alemana. Nada de comunistas en el gobierno generando más inestabilidad.

Está por ver que, Iglesias, el Coletas sepa leer los signos de los tiempos

Ahora, la violencia

Si la primera década del siglo fue la del ascenso al poder en Sudamérica de los regímenes dictatoriales, corruptos, populistas y radicales de izquierda, en la segunda hemos atestiguado su desmoronamiento electoral.

Ahora buscan una restauración por la fuerza.

Conformada por Hugo Chávez (Venezuela); Evo Morales (Bolivia); Luz Inacio Lula (Brasil), Néstor Kirchner (Argentina) la izquierda radical buscó imponer su propio modelo económico y potenciarlo globalmente aliada con China y Rusia, pero su corrupción ideológica y económica, la ausencia de algunos de ellos (por muerte natural) ha dejado secuelas de atraso y encono social.

Para justificar sus modelos populistas impusieron ocurrencias ideológicas como el socialismo del siglo XXI en donde mezclaban “filosofía” del Che Guevara con la doctrina de la Madre Teresa de Calcuta; o los ritos paganos impulsados por teólogos de la liberación como Leonardo Boff que desembocan en absurdos como la Pachamama.

Fincaron su prestigio en la corrupción, como el caso de Chávez y Nicolás Maduro que convirtieron al Ejército de su país prácticamente en un grupo delincuencial; Lula que pasó a prisión por recibir sobornos o los Kirchner, y las insistentes versiones de los nexos de Evo Morales con su participación en el tráfico de coca.

Los desenlaces en diversos países les han sido adversos electoralmente como en Ecuador, Paraguay, Brasil, Colombia. A la par, el desprestigio del dictador Nicolás Maduro y su aislamiento por parte de la comunidad internacional redujeron sus espacios de poder.

En ese marco, las violentas protestas en Ecuador y Chile -donde han llegado al grado de atentar contra templos católicos en Valparaíso y Santiago- reivindicadas por Maduro, parecen ser el medio para tratar de regresar al poder.

Una de las piezas de ese cuadro, la salida de Evo Morales -empecinado en permanecer en el poder a través de un fraude electoral- significaba el completo desprestigio del último de los líderes de esa primera generación de radicales de izquierda.

Quien ha encontrado una veta de oportunidad y la ha aprovechado es el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador al exportar a El Salvador sus programas clientelares; al ofrecer asilo a los fieles de Rafael Correa inspiradores de las violentas protestas en Ecuador; al ofrecer respaldo a Alberto Fernández de Argentina, pero sobre todo al asilar a Evo Morales y preservarle una imagen de víctima.

Lo ha hecho alejado del estridente discurso antiimperialista de Maduro, pues debe hacer un equilibrio toda vez que tiene enfrente la aprobación del nuevo tratado de libre comercio con Canadá y Estados Unidos.

Y eso aumenta la incertidumbre sobre el rumbo del gobierno de la Cuarta Transformación.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com
www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.mochilapolitica.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx



Más información

Mochila Política 94 - Octubre 25, 2019 - Año 3 - La indignación militar contra López Obrador.

Por Héctor Moreno

La indignación contenida durante varios meses entre las filas castrenses por diferir de fondo en decisiones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, finalmente afloró tras la orden de liberar a Ovidio Guzmán López en el operativo realizado el 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa.

Eso ha llevado al país a vivir una situación inédita en donde la institucionalidad de las Fuerzas Armadas ha sido colocada en un tenor no visto desde principios del siglo

pasado.

“Nos sentimos agraviados como mexicanos y ofendidos como soldados”, dijo el General de División en retiro, Demetrio Gaytán Ochoa en un desayuno del secretario Luis Crescencio Sandoval el martes 22 de octubre en el salón República de la secretaría de la Defensa Nacional con decenas de generales.

“No podemos soslayar - advirtió el ex subsecretario de la Defensa a nombre de los invitados-, que el hoy titular del Ejecutivo ha sido empoderado legal y legítimamente.

“Sin embargo, es también una verdad inocultable, que los frágiles mecanismos de contrapeso existentes han permitido un fortalecimiento del Ejecutivo, que viene propiciando decisiones estratégicas que no han convencido a todos, para decirlo con suavidad”.

Al final, Gaytán Ochoa hizo un llamado a cerrar filas en torno al titular de la Sedena, aunque no se conoce la respuesta oficial que éste haya dado ese día.

El acto, realizado a cinco días de lo ocurrido en Sinaloa, para encaminado a cerrar un ciclo de desencuentros, diferencias y acallamiento de voces críticas en las filas castrenses.

Desconciertos, críticas
y acallamiento

Según militares de carrera, la primera sorpresa fue la designación como secretario de la Defensa del más joven de los generales de División, que no solo rompió una tradición no escrita, sino que provocó desconcierto y enojo en la llamada cúpula castrense.

El recelo hacia López Obrador lo había provocado ya durante su campaña con una serie de en contra de las Fuerzas Armadas y se fue consolidando en muchas filas conforme se dieron algunas decisiones como la constitución de la Guardia Nacional; la decisión de dotar de recursos al Ejército fuera de la Ley, como los negocios inmobiliarios en Santa Fe o la tarea de construcción del aeropuerto de Santa Lucía, base estratégica en los planes de defensa nacional.

Ya en funciones, el Presidente también declaró que si de él dependiera, desaparecería a todo el Ejército.

El nivel de críticas al Presidente, Jefe de las Fuerzas Armadas fue de tal nivel, que en junio de este año se filtró una orden del Jefe de Estado Mayor de la Sedena para acallar las críticas al Presidente López Obrador.

El memorándum interno ordena a los militares en retiro, “que eviten hacer cualquier tipo de manifestación dolosa (sic) en contra del C. Presidente de la República a través de redes sociales o cualquier otro medio de comunicación…”

politica.expansion.mx/mexico/2019/06/15/piden-a-militares-en-retiro-abstenerse-de-hacer-comentarios-contra-amlo

Al mes siguiente, en julio, en redes y después en algunos medios se publicó una carta del general de División en retiro, Sergio Aponte Polito en el que denunció un resentimiento hacia las instituciones militares y llamó a la unidad, “a fin de contrarrestar con oportunidad y de manera pacífica las acciones de quienes desean desaparecer a las Fuerzas Armadas de México”.

Y remató con una advertencia: “si no nos unimos y nos apoyamos mutuamente, mañana estaremos arrepentidos y lamentándonos de lo que no pudimos defender como soldados y marinos mexicanos”.

La alerta ciudadana

El martes 15 de octubre -dos días antes de los hechos en Sinaloa- diversas organizaciones ciudadanas, entregaron en las oficinas presidenciales una carta abierta a López Obrador en la cuales expresaron su respeto y apoyo a las Fuerzas Armadas, “porque se necesitan para la seguridad ciudadana y porque la ciudadanía confía en el Ejército, Fuerza Aérea y en la Marina para construir la paz”.

www.seguridadjusticiaypaz.org.mx/sala-de-prensa/1580-carta-abierta-al-c-presidente-de-los-estados-unidos-mexicanos

En la misma, le expresaron su respaldo para un cambio en la estrategia de seguridad.

“El problema de la 4T es que se está nulificando la eficacia de las Fuerzas Armadas y por tanto la defensa de la seguridad ciudadana, al desmoralizar a los militares y deteriorar su prestigio ante la sociedad. Se ordena a los militares en la Guardia Nacional y a quienes aún permanecen en el Ejército, no ser proactivos contra los grupos criminales que desangran y expolian al país; y no responder a las agresiones de civiles, movidos por esos mismos grupos criminales”, se afirmaba en esa carta.

“Durante su gobierno se han producido al menos 12 agresiones de civiles desarmados contra militares que, por obediencia, toleran privación de la libertad, humillaciones, golpizas y hasta el despojo de sus armas de cargo. La no acción y las omisiones no han desprestigiado a los militares sino al gobierno”.

Dos días después, la humillación a los militares fue más que evidente en Culiacán y por eso cobran relevancia las palabras de Gaytán Ochoa cuando dijo que la situación actual les inquieta, les ofende eventualmente, pero sobre todo les preocupa, “toda vez que cada uno de los aquí presentes fuimos formados con valores axiológicos sólidos que chocan con las formas con que hoy se conduce al país”.

Y remató:

“Aquí no estamos soslayando la situación real. ¿Quién aquí ignora que el Alto Mando enfrenta, desde lo institucional, a un grupo de “halcones” que podrían llevar a México al caos y a un verdadero estado fallido?”.

Solo un cambio en la estrategia de seguridad con una amplia participación ciudadana podrá marcar un nuevo rumbo para el país, de lo contrario, las advertencias ya fueron lanzadas desde las mismas filas castrenses.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.mochilapolitica.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx



Más información

Mochila Política 93 - Octubre 19, 2019 - Año 3 - Populismo autoritario con aroma de PRI.

Por Héctor Moreno

Acciones y reacciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador frente a diversos hechos permiten delinear y diferenciar el populismo autoritario que busca instaurar en México.

Sus críticos buscan equipararlo a Hugo Chávez [+]; a Nicolás Maduro otros a Luis Inacio Lula de Brasil; algunos más a Evo Morales de Bolivia y los más sofisticados con el primer PSOE de Felipe González de España.

López Obrador puede ser todos y ninguno, lo que quiere decir que

está construyendo su propio modelo populista, estatista y clientelar pues no es un izquierdista, es un ente del viejo sistema, inspirado en el nacionalismo revolucionario y con prácticas priístas, a las cuales se afianza conforme transcurren los meses.

Descalifica, reta ironiza…

Hay días en que el Presidente refleja muy buen humor en sus conferencias, normalmente es cuando confunde sus victorias políticas con el bienestar del país.

Descalifica, se burla, reta, ironiza y en la del miércoles 16 de octubre -por ejemplo, no le faltaban motivos, pues los últimos días había descarrilado a varios adversarios con la misma praxis de la presidencia imperial que tanto dice combatir.

En su prisa por desmontar el modelo neoliberal, privatizador, a través de “cambios profundos y pacíficos” lanza advertencias, mensajes sutiles que bien a bien no se sabe si son producto de su euforia o son calculados desplantes desde su cenáculo de poder.

Ese talante asomó en los casos de la renuncia del Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora y de la remoción de Carlos Romero Deschamps, quien tenía 26 años al frente del sindicato petrolero.

En esos casos asomó la utilización de la Unidad de Inteligencia Financiera como instrumento y por eso se dio el lujo de equiparar los casos.

“Hay denuncias presentadas ante la Fiscalía General… si él (Romero Deschamps) quiere dejar el cargo para enfrentar su asunto, como lo hizo el Ministro (Eduardo) Medina Mora… pienso que el que tiene una denuncia de este tipo y al mismo tiempo está a cargo de un sindicato…, lo mejor es no involucrar a las instituciones. Que se asuma de manera personal y se resuelva”.

Lo mismo sucedió con el Magistrado que había avalado los amparos en contra de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

Jorge Camero fue suspendido el lunes 14 de octubre por su presunta participación en una red de corrupción. Lo relevante es que fue el Presidente López Obrador quien, desde el viernes 11, reveló la información, que se suponía, era reservada a los órganos de investigación del Poder Judicial.

“Tengo entendido que se trata de un depósito de 80 millones de pesos. Estas cosas, de ser ciertas, no se pueden tolerar”, dijo ese viernes López Obrador.

Y se justifica de un modo similar recurrentemente en sus conferencias matutinas:

“Nosotros dijimos que no íbamos a iniciar una persecución en contra de nadie, porque se acostumbraba hacer eso, para legitimarse. Dijimos que no íbamos a iniciar ninguna investigación”.

El Estado, para todo
y para todos

Es un presidente que se empeña en mostrar su creencia en el estado benefactor para resolver los problemas que le abonen a ganar simpatizantes y fieles.

Además de que le sirve para otros fines, encargó la construcción del aeropuerto de Santa Lucía al Ejército; compró pipas y encargó al Ejército el proceso de contratación y distribución de la gasolina; fundó una empresa estatal subordinada a Manuel Bartlett en la CFE para dotar de internet a su principal proyecto populista, el del bienestar; fundó una empresa estatal para intervenir en los precios de garantía de productos del campo; las iniciativas para legalizar la marihuana de parte de Morena proponen crear una empresa estatal para generarle ingresos al gobierno por la venta de esa droga.

En su inspiración de justicia social no aparecen citas a Marx o a Lenin, o a Castro, o al Che Guevara pero sí a Lázaro Cárdenas; a Emiliano Zapata o al infaltable Benito Juárez íconos forjados desde los cénaculos del viejo sistema priísta.

Excluyente y amenazador

Como Presidente, López Obrador sabe que sin la participación empresarial el país no sobrevive en lo económico y hace selectivos esfuerzos por recuperar su confianza… pero en lo político los arrincona, los excluye.

En su discurso perfila su interés de fondo: necesitamos su dinero, pero los queremos fuera de lo social y de lo político.

Lo dice reiteradamente en sus conferencias, el punto nodal del neoliberalismo destructor del país fue la privatización, por eso en su gobierno los empresarios cumplen,

“(…) con el solo hecho de invertir , producir, crear empleos, pagarle bien a sus trabajadores, y pagar impuestos con eso su aportación al desarrollo es fundamental. Si además de eso quieren hacer filantropía, pues adelante, pero eso no deja de ser un añadido. Eso le corresponde al Estado, el Estado tiene que cumplir su responsabilidad social, apoyar a la gente humilde, a la gente pobre, que garantice el derecho a la salud, a la educación al bienestar (…)”.

Ese fue uno de los principios de los socialistas - populistas liderados por Lázaro Cárdenas en los años treinta del siglo pasado, atacar a la propiedad privada y resguardar el monopolio político para la naciente élite revolucionaria tricolor.

Ese es el mismo que busca imponer López Obrador casi un siglo después.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com
www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.mochilapolitica.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx



Más información

Mochila Política 92 - Septiembre 19, 2019 - Año 3 - Ayotzinapa, el cruce de caminos.

Por Héctor Moreno

Resolver a fondo el caso de los 43 normalistas desaparecidos, representa para el Presidente Andrés Manuel López Obrador la disyuntiva de romper su pacto de impunidad con Enrique Peña Nieto o romper su alianza con quienes le ayudaron a usufructuar el caso.

El tiempo transcurrido y la manipulación de las indagatorias vuelven una tarea ardua y compleja descifrar el doble crimen: la desaparición y el encubrimiento tejido desde el núcleo de poder del ex presidente

Peña Nieto.

Para López Obrador, una vez desacreditada la “verdad histórica” inicia la cuenta regresiva, no pueden pasar otros seis años sin que se esclarezca el crimen desde el cual -nacional e internacionalmente- se forjó el derrumbe del último gobierno priísta.

Al viejo estilo

Por el grado de impunidad, la desaparición de los 43 normalistas levantó una indignación nacional e internacional impulsada por grupos ligados al progresismo italiano y a organizaciones financiadas por George Soros, y dio paso a un clamor de justicia. (Mochila Política 46. Junio 09, 2018. Ayotzinapa, dardo envenenado y la oportunidad de Anaya)

Eso generó ya una dimensión social y política del asunto, y que aún no se resuelve, es decir, los hechos criminales no han quedado siquiera esclarecidos, no se sabe, a ciencia cierta qué pasó.

Pero una segunda dimensión de criminalidad fue inducida desde las áreas de seguridad del gobierno federal con las indagatorias a cargo de la secretaría de Marina y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) a cargo de Tomás Zerón de Lucio, amigo personal del entonces Presidente Enrique Peña Nieto.
Al viejo estilo en las indagatorias se violaron protocolos, procedimientos, se ajustaron declaraciones de inculpados con guiones similares, todo con tal de sostener la versión “histórica” de Jesús Murillo Karam.

Es decir – como en el Caso Posadas – la autoridad primero dio una conclusión convenientemente política al régimen y después las indagatorias se encaminaron a “cuadrar” legalmente el caso. Es decir, construyeron la verdad del caso, “por consenso”, pero además un “consenso” arrancado a base de torturas.

Esa ha sido la génesis de las decisiones de los jueces federales para liberar a los inculpados, basta con leer la resolución – de más de 700 páginas – del primer tribunal colegiado del decimonoveno circuito, con sede en Tamaulipas en que ordena reponer el procedimiento del Caso Ayotzinapa y crear una Comisión para la Verdad y la Justicia.

Los razonamientos del juez que liberó a “El Gil” son prácticamente los mismos.
Aquí se puede leer la sentencia:
aristeguinoticias.com/wp-content/uploads/2019/09/Sentencia-Gil-testada_compressed.pdf

Así de simple o así de compleja es la discusión de los últimos días tras la liberación de varios de los detenidos inculpados en la desaparición de los normalistas.

De un lado, el viejo régimen que defiende la versión de Murillo Karam, descalifica a los juzgadores y cuestiona al gobierno de López Obrador.

Ha sido a través de dos vocerías, Milenio, cuyo dueño se vio beneficiado con varias concesiones televisivas y fue sorprendido un domingo usando los helicópteros de la Fuerza Aérea para ir a jugar golf con Peña Nieto y Emilio Gamboa; y Grupo Imagen, cuyo presidente tiene una amistad que data de años con Peña Nieto y fue el concesionario de la tercera cadena televisiva nacional.

Se han dado tiempos y espacios a las versiones de ese grupo, incluso se ha informado de un Amparo de Zerón de Lucio.

Es decir, hay una respuesta articulada, con argumentos, voceros y medios en tiempo oportuno a las decisiones judiciales. Eso no se había visto ni en el caso Odebrecht ni en el caso Juan Collado ni en el de Rosario Robles.

Y por el otro, Olga Sánchez Cordero, Alejandro Encinas y Vidulfo Rosales, integrante del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, Guerrero y abogado de los padres de los normalistas desaparecidos quienes han impulsado la Comisión de la Verdad, el regreso del GIEI y han mantenido viva la exigencia de justicia.

La disyuntiva

Si el Gobierno de López Obrador decide ir a fondo deberá clarificar, por ejemplo, las acciones de elementos de la Marina que aparecen como investigadores e incluso, en el expediente Ayotzinapa, se citan los nombres de quienes fueron los presuntos torturadores y deberá investigar al hombre en quien Peña Nieto más confiaba los asuntos de seguridad, Zerón de Lucio.

En ese caso, López Obrador podría quedar entrampado en su propia acusación de que la corrupción a determinados niveles solo ocurría con el consentimiento del Presidente de la República.

Pero si las investigaciones se estancan o no concluyen, entonces López Obrador quedará en deuda con una serie de redes político – clericales nacionales e internacionales con quienes, desde marzo de 2017 impulsó un debate para inculpar al Ejército Mexicano en el Caso Ayotzinapa.

Libera, una de las principales organizaciones extranjeras de esa campaña, hunde sus raíces en cardenales y obispos promotores de la teología de la liberación y opositores a la doctrina papal, en los años 60 y 70 del siglo pasado.

Entre ellos figuraban el arzobispo de Milán, Cardenal Michele Pellegrino, llamado el sacerdote obrero; Dom Helder Camara, arzobispo de Olinda-Recife, en Brasil, impulsor de la teología de la liberación en América; el cardenal belga Leo Jozef Suenens, arzobispo de Malines-Bruxelles, quien junto con el cardenal Franz König de Viena, en 1968, se opusieron a la doctrina del Papa Paulo VI en la encíclica Humanae Vite en contra del uso de anticonceptivos.

Esas redes político – clericales tienen como objetivo la creación de un Tribunal Penal Especial para México por el Caso Ayotzinapa.

La inmensa mayoría de las organizaciones mexicanas incrustadas en esa estrategia fueron soporte de la candidatura de López Obrador en 2018.

El tiempo dirá.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.mochilapolitica.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx



Más información

Mochila Política 91 - 11 de septiembre 2019- Año 3 - La priízación de Morena.

Por Héctor Moreno

Igual como se hacía en el régimen priísta, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha comenzado a usar sus dos instrumentos principales, el Gobierno y su partido, para hacer valer jefatura y garantizar recursos para su proyecto político-ideológico.

Al interior del partido impuso orden en la disputa por la dirigencia nacional de Morena, escenificada en la estructura del partido y en los grupos parlamentarios, tanto del Senado como de la Cámara de

Diputados.

En el Gobierno blindó el presupuesto para el funcionamiento de su programa clientelar: Bienestar.

López Obrador repite el modelo del viejo régimen en donde el Presidente, su círculo más cercano en el Gobierno y el partido (del cual era denominado el “jefe nato”) eran el núcleo central del sistema.

Era un modelo en donde el mandatario hacía uso de facultades legales y metaconstitucionales para sus proyectos. Hacía equilibrios con las corrientes políticas y los factores de poder.

Ahora, la figura presidencial se mantiene con parte sus facultades metaconstitucionales: es el jefe “moral” del partido; único e indiscutible; lo alinea a sus proyectos, define reglas del juego e influye para designar al dirigente.

El partido cambió de nombre, antes era el PRI, ahora es Morena; algunos de sus más experimentados cuadros provienen de épocas del tricolor: Marcelo Ebrard; Porfirio Muñoz Ledo; Ricardo Monreal; Javier Jiménez Espriú; Esteban Moctezuma Barragán; Olga Sánchez Cordero; Manuel Bartlett y otros.

López Obrador abrevó su formación ideológica de una de las corrientes de ese viejo régimen: el nacionalismo revolucionario y las principales definiciones de su gobierno se ajustan a ese modelo, el cual tiene como ruta el populismo.

Así como el grupo de Peña Nieto se distinguió por haber reinstaurado un sistema de corrupción para beneficio de unos cuantos, López Obrador y su grupo trabajan para imponer un proyecto ideológico para mantenerse en el poder el mayor tiempo posible.

Repiten lo aprendido: la praxis priísta.

Las pistas y el telón de fondo

Durante las últimas semanas el Presidente lidió con una fuerza interna – cohesionada por su adhesión al movimiento bolivariano iniciado por Hugo Chávez y continuado por Nicolás Maduro – que les disputó mayores espacios de poder en el Poder Legislativo y por la dirigencia del partido/movimiento.

El senador Martí Batrés, apoyado por John Ackerman, su esposa, Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, y por Héctor Díaz Polanco, presidente de la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena, así como la diputada federal Dolores Padierna fueron quienes públicamente encabezaron estos movimientos.

Además de su fortaleza, López Obrador se alió con Ricardo Monreal y Mario Delgado, coordinadores de Morena en el Senado y en la Cámara de Diputados.

En el primer caso, Monreal logró una votación mayoritaria de su grupo para evitar la reelección de Batrés como presidente del Senado y colocar a una senadora afin. La pugna fue leída como parte de la disputa por la dirigencia nacional de Morena, por lo que el Presidente amenazó con abandonar el partido.

Al interior de Morena, Díaz Polanco dio una “victoria moral” a Batrés, para que no saliera tan raspado del proceso en la fracción senatorial.

Para hacer un control de daños, el Presidente López Obrador determinó que será a través de una encuesta como se elegirá, en dos meses más, al nuevo dirigente de Morena.

En la Cámara de Diputados se jugaban otros asuntos de Estado.

De la estabilidad en la Cámara de Diputados dependía el escenario para generar confianza de inversionistas en el presupuesto del año entrante, así como la concreción de su reforma educativa con la aprobación de las tres leyes secundarias.

Por eso buscaban dar una señal de apertura democrática y su afán de encontrar un interlocutor respetable y confiable.

Pero Dolores Padierna encabezó un movimiento encaminado a dejar la presidencia en manos de Morena los dos años restantes de la Legislatura y con ello abrió otro frente a Presidente López Obrador.

Bajo esas variables el mundo estuvo al revés. Morena reconoció al panista, ex gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame como el más indicado, pero al interior del CEN del PAN lo interpretaron públicamente como “una intromisión” en decisiones internas.

Morena votó en contra las dos primeras ternas y avaló la tercera, en la cual Adame Castillo, repite como vicepresidente de la mesa directiva. Morena buscaba un garante político y lo encontró en el morelense.

López Obrador mantuvo el control de las fracciones, logró dar estabilidad a la presentación del presupuesto; Mario Delgado se anotó puntos para la dirigencia de Morena y Monreal se afianzó en su camino al 2024.

La segunda pista fue la presentación del presupuesto y su contenido.

El dato más relevante es que el único gasto garantizado para el año entrante – en un presupuesto muy castigado en muchos rubros – es el destinado a los planes clientelares definidos por López Obrador desde el inicio de su Administración: los del Bienestar.

Un total de 257 mil millones de pesos (2.8 por ciento más que el de 2019) serán asignados a las becas Benito Juárez; a adultos mayores; a Jóvenes Construyendo el Futuro y otros más.

Para dimensionar el alcance del plan, primero debe funcionar la red de internet con la paraestatal dependiente de la CFE (Manuel Bartlett) y en una etapa siguiente se pretenden instalar 13 mil Centros Integradores en todo el territorio nacional, en los cuales habrá una sucursal del Banco del Bienestar, en donde se ofrecerán otro tipo de servicios a las comunidades.

Estos centros se ubicarán en 266 regiones y serán operados por los súperdelegados, quienes a su vez, dependerán de Gabriel García Hernández quien trabaja directamente con el Presidente López Obrador.

Así, López Obrador ha comenzado la refundación del viejo sistema, por eso hace uso de su fuerza como jefe del Gobierno y jefe “nato” e indiscutible del partido para alinear los dos aparatos con miras a permanecer en el poder.

Si en ese escenario las dirigencias de los partidos opositores mantienen su conducción caciquil y grupal, se reafirma la organización ciudadana como el contrapeso a la estrategia lopezobradorista.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.mochilapolitica.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx



Más información

Mochila Política 90 - 01 septiembre 2019 - Año 3 - AMLO rehace alianzas; mantiene proyecto ideológico.

Por Héctor Moreno

Con un cambio de discurso notable en su primer informe de Gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador evidencia una recomposición de alianzas con factores de poder y deja en claro que seguirá adelante con su proyecto ideológico populista.

Una parte importante de su mensaje fue para recuperar la confianza de los inversionistas y para avisar que mantendrá su proyecto, pese a todo.

Insistió en su idea de derrumbar el anterior régimen con su plan:

acabar con la corrupción y la impunidad.

A diferencia de sus discursos del 1 de diciembre y del 1 de julio, hoy se mostró sereno, sin alzar la voz y dio un giro radical en su relación con el sector empresarial, no solo con agradecimientos, reconocimientos sino como un medio de generar confianza en los inversionistas.

Reiteró su alianza con los gobiernos de Estado Unidos y Canadá para la firma del Tratado de Libre Comercio.

A la vez, trató de hacer un equilibrio con su proyecto ideológico-político, dentro del cual se encuadra su estrategia de seguridad nacional y con ello su reconocimiento a las Fuerzas Armadas.

En la primera parte de su mensaje, el Presidente hizo un resumen sobre sus acciones para desmontar una estructura política basada en la corrupción y la impunidad: el huachicoleo del robo de combustibles y el huachicoleo de condonación de impuestos a grandes contribuyentes; la reducción del 50 por ciento en los gastos de publicidad, y otros más.

Y parece lanzar una advertencia a Enrique Peña Nieto cuando aseguró que algunos de los delitos más graves, como el huachicoleo (en sus dos versiones) se hacían con el visto bueno del Presidente.

E insistió en que en los 36 años del neoliberalismo en el país predominó “la más inmunda corrupción pública y privada”.

Sin duda el giro más importante fue el reconocimiento y agradecimiento al sector empresarial y a su secretario de Hacienda.

La participación de la iniciativa privada, dijo el Presidente, es necesaria, indispensable y es una realidad.

Agradeció la colaboración de Carlos Slim, así como la colaboración de Carlos Salazar y Antonio del Valle, presidentes del Consejo Coordinador Empresarial y del Consejo Mexicano de Negocios por su intermediación para solucionar el conflicto de los gasoductos.

También hizo un equilibrio al reconocer la postura “firme y propositiva” de Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad, en la resolución del caso.

También agradeció y reconoció a los empresarios y fundaciones que han participado en las subastas de bienes decomisados, particularmente a Bremer, quien adquirió la casa de Zhenli Ye Gon, pues con ese dinero se becó a los deportistas que ganaron medallas en los Juegos Panamericanos.

Aunque conceptualmente tuvo un giro importante, “la paz es fruto de la justicia”, el Presidente López Obrador insistió en colocar su estrategia de seguridad nacional como parte de la política social.

Además de reiterar su reconocimiento a las fuerzas armadas tuvo el gesto de hacer lo mismo con los gobernadores, con quienes dijo, “no tenemos diferencias en este tema, estamos unidos”.

Para el Presidente, la entrega de recursos en forma directa al pueblo, es lo que logrará empleos permanentes, mejor redistribución de la riqueza, evitará la corrupción y atacará las causas de la violencia.

“Se acabó la guerra de exterminio contra la delincuencia organizada”, volvió a sentenciar.

Bajo esa perspectiva se entiende la defensa de sus prácticas populistas, que bajo el nombre de Bienestar empieza a crear estructuras (una secretaría, un banco, el sector salud, universidades, etcétera) y procedimientos, que al final del día le darán una base popular. Una clientela electoral, pues.

Sin embargo, hay que temas que quedaron sin ser abordados: los reclamos del EZLN y sus aliados internacionales; la reforma educativa, el contenido de la nueva educación, así como las presiones de algunos grupos de Morena interesados en legalizar el aborto, las drogas y la eutanasia.

El Presidente sigue en el afán de desmontar el régimen pasado; lanza advertencia a Peña Nieto; muestra esfuerzos por generar confianza entre los inversionistas con un nuevo lenguaje, pero no cede un milímetro en su proyecto cultura, ideológico y político.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.mochilapolitica.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx



Más información

Mochila Política 89 - Agosto 29, 2019 - Año 3 - Sánchez Cordero, la masonería y las deudas de AMLO.

Por Héctor Moreno

Una presunta indiscreción de Olga Sánchez Cordero terminó por sabotear el pago de deudas políticas del Presidente López Obrador a la masonería michoacana y a Cuauhtémoc Cárdenas.

Ese es el telón de fondo al revelarse las negociaciones de la secretaría de Gobernación con grupos armados de Guerrero, Michoacán y Tamaulipas como parte de la estrategia para construir la paz.

Al ser exhibida la negociación con grupos delincuenciales, López Obrador ordenó

terminar con esos encuentros.

Aunque el asunto tiene varias aristas complicadas, el punto mediático inducido desde Gobernación fue en Michoacán.

Al único personaje al cual, aparentemente le cumplieron, fue a José Manuel Mireles Valverde, masón, con antecedentes penales por narcotráfico, aliado de grupos delincuenciales a través de su grupo de “autodefensas”, cuyo padrino político ha sido Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano desde hace 30 años.

Mireles y la hermandad armada

Mireles Valverde (24 de octubre de 1958, Tepalcatepec, Michoacán) tiene un pasado poco claro. Es médico de profesión.

Un perfil elaborado por Luis Hernández Navarro asegura que Milreles militó en el PRI, en el PRD y en el Partido Alternativa Socialdemócrata.

En 1984 fue director del Hospital de Tepalcatepec y en 1985 fue secretario de Deportes en el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

En 1988 fue detenido en Tepalcatepec en posesión de 86 kilos de marihuana; en 1991 fue sentenciado a 7 años de prisión, a pagar una multa de 50 mil pesos y unos años después abandonó la cárcel.

Luego se fue a vivir 10 años a Estados Unidos. En Fresno, California ejercía su profesión, pero estuvo preso 90 días por carecer de un permiso oficial para ejercer en esa localidad.

Reapareció en el PRD bajo el cobijo del grupo de Cuauhtémoc Cárdenas.

En 2006 el PRD en Michoacán incluyó a Mireles y a Talía del Carmen Vázquez Alatorre como candidatos a diputados plurinominales; Selene (hermana de Talía) fue suplente del senador Silvano Aureoles Conejo.

Cuando Leonel Godoy (cercano a Cuauhtémoc Cárdenas) fue gobernador en 2008, a las hermanas Vázquez Alatorre también les fue muy bien. Selene fue secretaria de Política Social y Talía fue subsecretaria de Atracción de Inversiones.

Godoy Rangel fue testigo de la boda de Talía en 2009 con Iván Peña Nader.

Mireles ha contado que en 2007 regresó a Tepalcatepec a pasar las fiestas de fin de año, pero el 6 de enero de 2008 le dio un infarto y debió quedarse.

Súbitamente, el estrenado gobernador Leonel Godoy lo designó asesor de asuntos internacionales, pero adscrito a la secretaría de Salud; Mireles asegura que prefirió quedarse en Apatzingtán como jefe de departamento.

De ahí se perdió su rastro y volvió a aparecer en febrero de 2013 como líder de un grupo armado, las “autodefensas” de Tepalcatepec. Según el perfil de Hernández Navarro, el doctor ya era masón. Una foto de Mireles en la portada de Proceso de esa época lo corrobora: Mireles portaba un anillo con insignias masónicas.

En esos años, diversos grupos de autodefensas en Michoacán se identificaban con la clave H3 y se llamaban La Hermandad.

Entre Osorio Chong
y López Obrador

Las “autodefensas” surgieron para oponerse a la violencia desatada en esos años por el grupo de narcotraficantes llamado Los Caballeros Templarios y para ello se aliaron con otros narcos para combatirlos.

El gobierno de Enrique Peña Nieto les otorgó a esas autodefensas la protección de fuerzas federales y después ejerció acciones legales en su contra.

El 4 de enero de 2014, Mireles y otras personas, entre ellas su pareja, una mujer muy joven, se accidentaron al desplomarse el avión, matrícula XB-MSA, cerca de La Huacana. El gobierno federal, lo rescató, atendió y protegió por instrucciones del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Mireles Valverde ha dicho que tejió una alianza con Osorio Chong, pero que el priísta lo traicionó y por eso se fue a apoyar a López Obrador.

Mireles fue detenido el 27 de junio de 2014 y liberado el 11 de mayo de 2017 del Centro de Readaptación Social (Cefereso) Número 4, en Tepic, Nayarit.

Su abogada fue Talía del Carmen Vázquez Alatorre; la masonería en todo el país exigió su liberación a través de una campaña liderada por Cuauhtémoc Cárdenas, quien siempre sostuvo que Mireles y Nestora Salgado eran presos políticos.

En abril de 2018, Mireles recibió el Grado 33 de la Masonería Filosófica del Supremo de México de Lucerna 56 “en reconocimiento a sus valores cívicos y humanísticos en beneficio de la sociedad mexicana”.

El 14 de junio de 2018, en un acto de campaña en Jiquilpan, realizado a un costado de la casa donde vivieron los Cárdenas, López Obrador (distanciado de Cuauhtémoc) se hizo acompañar de Mireles y lanzó vivas al ex presidente y a su hijo.

Ya en el gobierno de AMLO, Mireles encabezó una concentración de la llamada Columna Armada General Pedro José Méndez, grupo armado del Cártel del Golfo y desde ahí reclamó para sí la dirección de la Guardia Nacional.

Aun así, López Obrador no ha dejado de velar por Mireles, a quien el 2 de agosto designaron subdelegado médico del ISSSTE en Michoacán.

Es en ese contexto se dan esas confusas declaraciones de Sánchez Cordero en una entrevista “banquetera” y que al ser precisadas por la dependencia obligaron a revelar las negociaciones. Por la reacción del Presidente, al ordenarle públicamente terminar con esos encuentros, parecería que no estaba enterado.

Cuauhtémoc Cárdenas no ha declarado nada sobre el tema, pero Ricardo García Campa, de la Muy Respetable Gran Logia Michoacana “Lázaro Cárdenas” ya destapó a Mireles como su candidato a gobernador en 2021, pues ostenta el grado más alto de la organización, el de “Soberano Gran Inspector General de la Orden”.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.algrano.com.mx

www.pasaporteinformativo.mx

www.mochilapolitica.com



Más información

Mochila Política 88 - Agosto 09, 2019 - Año 3 - El Foro de Sao Paulo o el marxismo cambia de piel.

Por Diego Hernández

El Foro de Sao Paulo es la nueva versión del poder marxista en América.

Entre 1989 y 1990 el comunismo soviético implosionó en Europa, y desde los trópicos, en Cuba y Brasil, se desarrolló una estrategia para sobrevivir a la llegada de ese tsunami a tierras latinoamericanas.

Reunieron los dispersos, adecuaron sus planteamientos, facilitaron el tránsito de las guerrillas a grupos políticos con incidencia electoral - a veces sin el abandono total de

actividades ilícitas -, afinaron agenda, izaron banderas nuevas, renovaron métodos… solo cambiaron de piel.

Algo similar aconteció también para el campo de la teología de la liberación, en el Encuentro de El Escorial, de 1992, en España; y para las organizaciones sociales con la fundación de ATTAC, en París, 1998.

Pero el FSP fue antes. Aquí, las antiguas redes subversivas financiadas por el comunismo soviético y otras organizaciones de izquierda fueron convocadas y reincorporadas en 1990 a un nuevo y exitoso nodo ideológico-político.

Una cría con dos padres: Castro y “Lula”

Según el cubano Roberto Regalado, la iniciativa de crear el FSP - surgió de una conversación entre Fidel Castro Ruz y el líder del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio “Lula” da Silva, durante una visita de este último a Cuba realizada poco tiempo antes -.

Esa visita quizá fue la de enero de 1989. Y la idea pudo consolidarse en el viaje de Casto a Brasil en marzo de 1990.

“Lula” y Fidel se habían conocido en 1980, en Managua, presentados por el brasileño Frei Betto y por el sacerdote Miguel D´Escoto, entonces ministro de Relaciones Exteriores del gobierno Sandinista en Nicaragua.

En su libro “Encuentros y Desencuentros de la Izquierda Latinoamericana”, Regalado señala que había una necesidad urgente de responder al proceso de implosión de la Unión Soviética - el Muro de Berlín cayó en 1989 - y de aprovechar los resultados electorales que se habían registrado en México, Brasil y Uruguay.

Aunque en todos, la izquierda perdió, hubo gran “movilización de masas” y millones de votos para el Frente Democrático Nacional, en México, en 1988; para el Frente Amplio en Uruguay y el PT en Brasil, en 1989.

Un gran bloque “rojo” continental

Roberto Regalado, que estuvo en el primer encuentro del FSP, en calidad de delegado del Partido Comunista de Cuba (PCC), subraya:

“Fue un acontecimiento histórico, porque por primera vez coincidieron, en un mismo espacio, partidos y movimientos políticos que abarcaban todo el espectro de la izquierda latinoamericana. De esta convergencia se derivaron dos hechos inéditos: uno fue la participación de todas las corrientes de orientación socialista; el otro, la yuxtaposición de éstas con corrientes socialdemócratas y con otras de carácter progresista”.

No era un logro menor. La izquierda ha sido históricamente reticente a la acción conjunta, a no ser que se viera obligada por el centro de poder soviético. Da muestra de ello “El Retrato”, un texto biográfico de Osvaldo Peralva, miembro del Partido Comunista Brasileño (PCB) y su representante en la Kominform, órgano soviético de coordinación internacional.

Había una razón coyuntural, pero de capital importancia, para agregar a “las izquierdas" y Fidel la veía con claridad: estaba a punto de quedarse sin una de sus fuentes de financiamiento, y la crisis soviética tendría consecuencias severas en la región en un momento en que partidos “progresistas” registraban avances electorales inéditos.

El gobierno de Estados Unidos ya trabajaba para formar un bloque económico continental y habían dado el primer paso con la negociación del Tratado de Libre Comercio con México. Cuba quedaría aislada y sin aliados.

Habría que buscar una salida: expandirse en el continente - con el ojo puesto en el petróleo de México, Brasil y Venezuela - para formar un gran bloque “rojo” bajo la triple bandera de la integración latinoamericana, el combate al “imperialismo” y la lucha contra el “neoliberalismo”.

Nodo articulador

La jugada magistral fue flexibilizar las posturas para agregar progresivamente al mayor número posible de fuerzas políticas de izquierda en un nodo de articulación continental. Los documentos del primer encuentro registran la asistencia de 48 organizaciones de 14 países.

Había desde comunistas, guerrilleros y terroristas hasta nacionalistas, socialcristianos y socialdemócratas, con los socialistas en el centro, como eje de gravedad.

El “Foro de Sao Paulo” no nació con ese nombre. Al principio se llamó “Encuentro de Partidos y Organizaciones de Izquierda de América Latina y el Caribe” y se realizó del 2 al 4 de julio de 1990, en el hoy extinto Hotel Danubio, en la región central de la ciudad de Sao Paulo.

“Lula” explicó, la mañana del primer día, los objetivos: convivir, conocerse mejor, descubrir divergencias y convergencias, y “sacar conclusiones para nortear la acción de la izquierda en América Latina”.

El documento final del encuentro explica que en una nueva reunión en México buscarían “propuestas de unidad de acción consensuales para la lucha”. Eso aconteció en 1991, con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) como anfitrión. Allí fue bautizada como “Foro de Sao Paulo”.

En un discurso durante el XII encuentro del FSP, en 2005, “Lula” recordó: “Al principio las reuniones no eran fáciles, muchas veces las divergencias eran mayores que las concordancias, pero aplicamos un principio que aprendimos al iniciar nuestra militancia: si todos nos juntamos, derrotaremos a los otros”.

“Para eso creamos el Foro”

Eso es el foro: un nodo. Pero no cualquiera. Hoy articula oficialmente 121 partidos políticos de 26 países latinoamericanos. Sus afiliados gobiernan hoy 8 países, a pesar de la ola anti sistémica y anti izquierdista global.

“En 1990, cuando creamos el FSP, ninguno de nosotros imaginaba que tan solo dos décadas después llegaríamos a donde llegamos. En ese momento la izquierda sólo estaba en el poder en Cuba. Hoy gobernamos un gran número de países y, donde somos oposición, los partidos del Foro tienen una influencia creciente. Estamos mudando el rostro de América Latina”.

Quien sentenció eso fue, de nuevo, el expresidente de Brasil, Luis Inácio “Lula” da Silva en un video de apoyo a Hugo Chávez para el XVIII encuentro del FSP realizado en Caracas en 2012; estaban en su ápice y aún no afloraban los efectos de lo que ellos llaman “contraofensiva de la derecha imperialista”.

Consulté los resultados de todas las elecciones presidenciales en América Latina de 1990 a la fecha y los crucé con las listas de participantes en los encuentros anuales del Foro. Lula tenía razón. Los números no mienten.

En la impresionante ola roja que inundó el continente a partir de 1993 y que se hizo sentir con fuerza hasta 2014, vemos a miembros del FSP como protagonistas o coadyuvantes relevantes.

En los 29 años de existencia del Foro, sus integrantes ganaron 46 elecciones presidenciales: 37 estando a la cabeza y 9 apoyando alianzas. En Colombia, a pesar de haber perdido, tuvieron un inédito y envidiable desempeño electoral con Gustavo Petro en las elecciones de 2018.

En total, llevaron al poder a, o contribuyeron a ello, a “compañeros” en 16 países. No incluyó aquí ni a México -que creo es un caso aparte- ni a la pétrea Cuba, en la que ya ejercían el poder antes de 1990.

En México, Andrés Manuel López Obrador ganó la elección de 2018 con Morena - que tenía muy poco tiempo integrada al Foro - y con un amplio segmento del viejo sistema, el ala izquierda de la “familia revolucionaria”. Una corriente de su movimiento/partido, Morena, son promotores del FSP, pero hasta hoy no parecen tener influencia definitiva para que ese partido o el gobierno de López Obrador asuman su compromiso abierto con los postulados del Foro.

No contemplo tampoco las elecciones legislativas donde las organizaciones afiliadas al FSP han ganado peso expresivo en por lo menos 24 países.

En 2013, José Dirceu, uno de los fundadores del PT, dijo en entrevista a Antonio Abujamra: “todos nosotros luchamos y trabajamos duro [para llegar al poder en la región], para eso creamos el FSP, […] después, todos fueron presidentes, todos. Solo el mexicano Cuauhtémoc Cárdenas aún no”.

Entre los triunfos del Foro cuenta la llegada o manutención del poder, entre otros, del Partido Revolucionario Democrático en Panamá, del Partido de la Liberación Dominicana; del PT en Brasil, del Frente Amplio en Uruguay, de Evo Morales en Bolivia, Daniel Ortega en Nicaragua y de la narcodictadura que impera hoy en Venezuela.

¿De quién fue la idea de agregar a la izquierda del continente en toda su diversidad y no conformar un bloque “puro”? Una Kominform ad hoc para la región, bajo la hegemonía del PCC y el PT.

Difícil asegurarlo, pero las palabras de “Lula” en el XIX encuentro del Foro, en 2013, dan alguna luz:

“Compañeros, quiero reconocer que parte de la llegada de la izquierda al poder en América Latina se debe a la existencia de esta “cosita” llamada Foro de Sao Paulo, nació aquí, en Brasil, pero mucho se debe a los compañeros cubanos que siempre nos enseñaron a tener tolerancia con los compañeros de lucha”.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.com

www.diarionuevavision.com

www.algrano.com.mx

www.mochilapolitica.com

www.pasaporteinformativo.mx

www.mochilapolitica.com



Más información

Mochila Política 87 - Agosto 1, 2019 - Año 3 - México, la apuesta del Foro de Sao Paulo

Por Diego Hernández

Caracas, la dolida y sufrida Caracas, capital de la “revolución bolivariana”, otrora una de las más prósperas ciudades sudamericanas, se convirtió por cuatro días en el “cuartel” de la izquierda continental.

Del 25 al 28 de julio, con Nicolás Maduro y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como anfitriones, casi un millar de dirigentes de más de una centena de organizaciones participaron del XXV encuentro del Foro de Sao Paulo. La

importancia del encuentro salta a la vista si consideramos solo esos números.

Fue ante todo una reunión de articulación.

La mayor parte de la agenda se destinó a sesiones de trabajo, la mayoría de ellas sectoriales: jóvenes, mujeres, afrodescendientes, “pueblos nativos”, intelectuales, artistas, líderes sociales, sindicalistas, legisladores, formadores, comunicadores, etcétera.

Destaco aquí tres:

Uno, el diálogo entre los partidos políticos que integran el Foro y las diversas “plataformas, articulaciones y redes del movimiento social y popular” en Latinoamérica. El objetivo: “desarrollar un plan común de lucha”.

Dos, una serie de reuniones por separado con el Partido de la Izquierda Europea (PIE) y con partidos de izquierda de África, Asia y “el mundo árabe”; seguida de una reunión plenaria con parlamentarios de cuatro continentes. Con ello, lanzaron un arpón para transitar de lo regional a lo global.

Tres, una sesión ejecutiva con centros de estudios y escuelas de formación ideológica y política en la región, gerenciados o vinculados a los partidos miembros del Foro. Quieren crecer y tejer una vasta y capitalizada red de capacitación para militantes.

Hubo, claro, momentos de “reflexión y debate”. Como la interminable mesa redonda sobre “la lucha del pueblo venezolano por la democracia, la paz y la soberanía nacional” a cargo de los anfitriones. Cuatro horas al hilo.

Sin embargo, los responsables por la organización del evento parecen haber “desenterrado” las actas de los primeros años del Foro, fundado por Fidel Castro y Luiz Inácio “Lula” da Silva en 1990. La pauta era articular. Y esa pauta regresó.

Un ‘mapa’ de luchas

¿El resultado de esa “vuelta al origen”? Está plasmado en la Declaración Final del encuentro. Al leerla lo que se ve es un “mapa” de las luchas que la izquierda impulsará en el continente los próximos 12 meses. Un programa. Y México, Venezuela, Colombia y Brasil están en el centro de ese “mapa”.

En resumen: enlistaron sus trincheras y se apostaron a reforzarlas y defenderlas, determinaron nuevos frentes de batalla, se comprometieron a frenar el avance de la derecha en la región, y reafirmaron su “marca”, quieren presentarse como un bloque antiimperialista y anticapitalista.

Y algo más pasó. Después de años de resistencias de Cuba y Venezuela, fundamentalmente, abrazaron las agendas feminista y de género para integrarlas explícitamente en la Declaración Final.

Vale la pena señalar otra cosa: si observamos fríamente ese “mapa de luchas” se constata que buena parte está orientado a respaldar a narcodictaduras, regímenes autoritarios, organizaciones armadas y figuras políticas que tienen vínculos con el crimen, desde la corrupción y el lavado de dinero hasta el tráfico de estupefacientes.

Brasil y Colombia, campos de batalla

Un análisis de la situación actual de los miembros del Foro en sus respectivos países tendría como resultado un saldo negativo. La única excepción sería México, a donde el proyecto de la “cuarta transformación” llegó al poder.

Para explicar el cuadro general, el Foro tiene una narrativa: en los últimos años “se ha profundizado la multifacética ofensiva reaccionaria del imperialismo estadounidense y de la derecha oligárquica” latinoamericana.

Esa embestida ha gestado gobiernos “neoliberales, autoritarios, profascistas y genocidas […] como los de Bolsonaro en Brasil, Duque en Colombia, Abdo Benítez en Paraguay, Macri en Argentina, Moreno en Ecuador y Hernández Alvarado en Honduras”.

Esos son los enemigos declarados del Foro. Los aliados del “imperialismo yanqui”. Los gobiernos que habrá que combatir.

De los seis, dos son presentados con especial inquina y - si consideramos el número de directrices dadas que los relacionan - son vistos como campos de batalla prioritarios. Es una cuestión de honor.

En Brasil, habrá que deconstruir el gobierno de Bolsonaro desde la perspectiva de los “derechos humanos y sociales” y garantizar la liberación del expresidente Luiz Inácio “Lula” da Silva, preso por corrupción y lavado de dinero, pero que para ellos es “preso político”.

En Colombia será de capital importancia garantizar “el cumplimiento integral de los Acuerdos de Paz”. Esto - dicen - es de vital importancia para la región.

“De igual manera, respaldamos al partido FARC por su persistente defensa de los Acuerdos y su cumplimiento, lo que constituye una invaluable contribución a la lucha por la paz. Para alcanzarla, demandamos el reinicio inmediato de los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN)”.

Sí, leyó bien, el ELN. Los mismos que colocaron un carro-bomba al inicio de este año en Bogotá e intentaron otro atentado - felizmente frustrado - en abril.

Venezuela, la primera trinchera; México, la esperanza

El Foro afirma también que la región “también escenario de importantes luchas y triunfos populares que han detenido la ofensiva imperial. Los casos recientes de México, Venezuela, Nicaragua y Puerto Rico así lo confirman”.

De esos cuatro países, México y Venezuela tienen un rol destacado en la narrativa. Venezuela es hoy, según el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, “la primera trinchera de la lucha antimperialista”. No puede caer.

Pero México, México tiene un rol diferente y significativo: fue presentado en el evento como "una esperanza para la izquierda de la región”. Y Circe Camacho, diputada de la Ciudad de México por el Partido del Trabajo, lo confirmó en sus intervenciones.

Una de las resoluciones de la Declaración Final, determina que el Foro va a “apoyar al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuyo triunfo, con masiva participación popular demostró que no existe fin de ciclo progresista alguno”.

Su llegada al poder “abrió perspectivas de cambio a favor de las grandes mayorías con el programa de la Cuarta Transformación y puede significar un reimpulso a los procesos de integración regional autónoma y soberana de nuestros pueblos”.

Dejando de lado los eufemismos que integran la narrativa, el párrafo presenta al gobierno de López Obrador como un símbolo - “demostró que no existe fin de ciclo progresista alguno” - y una apuesta - “abrió perspectivas de cambio” y “puede significar un reimpulso” - para la rearticulación de la izquierda en el continente.

En cierto sentido, México, está en el centro del “plan de ruta” del Foro.

¿Saben quienes dirigen hoy el Foro - pues Lula está preso, Fidel muerto - que López Obrador, ¿aunque use la misma narrativa no es un izquierdista cortado con la misma tijera?

¿Saben que es un “liberal revolucionario” y, hasta donde puede verse ahora, un restaurador del viejo sistema?

¿Estará dispuesto López Obrador a encarnar la “esperanza” de la izquierda latinoamericana y abrazar la agenda de luchas del Foro? Son preguntas.


Ahora puedes encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.com

www.diarionuevavision.com

www.algrano.com.mx

www.mochilapolitica.com

www.pasaporteinformativo.mx

www.mochilapolitica.com



Más información

Mochila Política 86 - 23 de julio 2019 - Año 3 - AMLO, El Chapo y el pacto de impunidad

Por Héctor Moreno

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo Guzmán, es producto de un sistema corrupto y corruptor.

La dimensión de las operaciones adjudicadas oficialmente al llamado Cártel de Sinaloa – el cual se supone dirigía junto con su compadre, Ismael El Mayo Zambada – solo se explican bajo el amparo de una red de protección política y financiera.

Pero, históricamente en México, esas redes de protección han sido intocables y ahora, con la iniciativa del

gobierno norteamericano para decomisarle más de 12 mil millones de dólares al Chapo, tras haberlo condenado de por vida a la cárcel, al gobierno del presidente López Obrador se le coloca en una disyuntiva.

Su gobierno puede dar una muestra irrefutable de acabar con la impunidad o justificarla.

Es un asunto complejo.

Algo del entramado

Desde el inicio del fenómeno del tráfico de drogas en la época reciente en México (casi un siglo) se ha podido establecer la participación de autoridades a diversos niveles por un sinfín de testimonios periodísticos, judiciales, investigaciones.

Y al estar el país bajo un régimen de corrupción institucionalizada los intereses y dimensiones del asunto fueron creciendo.

Dos ejemplos pueden ilustrar.

Un informe de la DEA sobre las interconexiones narcoterroristas latinoamericanas, “actualizado hasta agosto de 1985” señalaba como “puntos terminales” de esas redes a tres altos funcionarios mexicanos: Sergio García Ramírez, entonces Procurador General de la República; Victoria Adato, viuda de Ibarra, a la sazón Procuradora de Justicia del Distrito Federal y Fernando Gutiérrez Barrios, “El pollo”, entonces subsecretario de Gobernación.

“Fernando Gutiérrez Barrios es la figura “clave” de las redes policiacas, seguridad e inteligencia del gobierno mexicano”, subrayaba el documento.

Otro.

El 24 de febrero de 2011, el ex gobernador de Nuevo León, Sócrates Rizzo García (cercano al expresidente Carlos Salinas de Gortari) dictó una conferencia en la Universidad Autónoma de Coahuila

“De alguna manera se tenía resuelto el conflicto del tráfico de drogas, había rutas bien establecidas; yo no sé cómo lo hayan resuelto otros gobiernos, pero había un control y había un Estado fuerte, un presidente fuerte, una Procuraduría fuerte y había un control férreo del Ejército y, entonces, de alguna manera decían tú pasas por aquí, tú por aquí, pero no me toques aquí, estos lugares, algo pasó”.

Es decir, para el viejo régimen, el narcotráfico era una especie de enfermedad bajo control, con sus reglas, equilibrios y compensaciones.

De equilibrios y compensaciones

En enero de 2014, el presidente Enrique Peña Nieto designó Comisionado federal en Michoacán a Alfredo Castillo Cervantes para hacer frente a grupos de delincuencia organizada erigidos como el poder en esa entidad.

Un año después, al dar por terminada su gestión Castillo Cervantes realzó sus logros: desarticuló a Los Caballeros Templarios, dos de sus principales líderes habían sido abatidos oficialmente; se habían capturado 32 jefes de plaza y 225 servidores públicos, tres exsecretarios de Estado, ocho presidentes municipales, 159 policías municipales fueron acusados de formar parte de una red de protección y complicidad de Los Caballeros Templarios.

Entre esas detenciones destacó las del exgobernador interino Jesús Reyna y la de Rodrigo Vallejo, hijo de otro exgobernador, Fausto Vallejo, todos ellos del PRI.

Destacó que se habían atacado las fuentes de financiamiento de dicho grupo delictivo al habérseles asegurado más de un millón de toneladas de minerales y más de 50 mil toneladas de madera que serían traficadas, y que solo las propiedades aseguradas a uno de sus líderes, Enrique Plancarte, “operador financiero del grupo” y abatido, tenían un valor de 500 millones de pesos.

En total se les decomisaron 105 inmuebles con valor de más de mil millones de pesos.

“Las instituciones estaba a merced de los grupos delictivos, específicamente de un grupo hegemónico mal llamado Caballeros Templarios. La infiltración llego? a las más altas esferas del Gobierno del Estado”, sentenció Castillo Cervantes en su discurso de despedida.

Es decir, en un año se mostró la voluntad política del gobierno federal para atacar a una banda con una influencia determinante en la vida de un estado y cuyo poder comenzaba a desbordarse a otros lados.

Pero cuando se detuvo al Chapo Guzmán la historia fue otra. Ni un policía municipal fue detenido por protección a quien fue considerado el criminal más importante del mundo.

Tras su primera captura, el presidente Peña Nieto se apresuró a declarar que él estaba dormido cuando lo capturaron y tras la segunda, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong dio entrevistas para presumir el operativo, cuando en realidad al capo lo capturaron fortuitamente.

¿Contaba el gobierno federal con información de las redes financieras del Chapo Guzmán? Sí, por supuesto. Desde marzo de 2014 (tras su primera detención), la Marina enlistó 242 compañías y al menos 203 prestanombres del sinaloense.

En Estados Unidos, el Departamento de Estado, a través de su Oficina de Control de Bienes de Extranjeros estadounidense (OFAC) tenía a Guzmán Loera en su lista negra con 288 empresas repartidas en más de una decena de países para blanquear sus ganancias.

Y ahora que el gobierno norteamericano ha girado una orden para confiscar los bienes de Guzmán, calculados en 12 mil 666 millones de dólares, se sabe (por una nota en el portal de Aristegui Noticias), que en 18 años, el gobierno mexicano le ha confiscado al capo y a su familia tres relojes, 1 inmueble, 5 armas de fuego, 171 cartuchos, 5 cargadores, una computadora y tres celulares.

El cinismo y la impunidad pasan por los gobiernos de los panistas Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Por todo eso, al presidente López Obrador se le presenta otra oportunidad para dar muestras reales de terminar con la corrupción y la impunidad -engendros del neoliberalismo- o para dar muestras de que su llegada al poder fue por un pacto con los factores de ese viejo régimen, del que se dice empeñado en desmontar.

Al tiempo.


Ahora pueden encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.algrano.com.mx

www.mochilapolitica.com



Más información

Mochila Política 85 - 15 julio 2019 - Año 3 - Adoctrinamiento marxista en escuelas oficiales.

Por Héctor Moreno

El adoctrinamiento de inspiración marxista, antineoliberal, anticapitalista, que descolonice del pensamiento eurocéntrico y promueva la ideología de género serán las bases para adoctrinar en las escuelas oficiales de concretarse los acuerdos del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la CNTE.

Las características de ese adoctrinamiento fueran definidas hace años por la CNTE a quien López Obrador ha dedicado y entregado su reforma.

Esto es resultado de

un proceso político con varias dimensiones y décadas de lucha cuyos orígenes se ubican en los grupos de viejo régimen priísta, génesis de López Obrador y la CNTE.

La CNTE se formó en diciembre de 1979 y gracias al impulso político y económico de los ex gobernadores de Oaxaca, Heladio Ramírez López y José Murat Casab (ambos connotados echeverristas) que la disidencia magisterial cobró relevancia.

Los 73 mil profesores de la sección 22 cuentan con las prestaciones más altas del país: 90 días de aguinaldo, prima vacacional, bonos de productividad, estímulos de puntualidad, tres meses de vacaciones, el derecho a tres préstamos anuales, una canasta navideña y de despensa, así como apoyo de transporte. (Mochila Política 62. El retorno de los viejos grupos. 20 de diciembre 2018.)

Tras décadas de lucha ha sido hasta ahora con López Obrador que sus demandas político-ideológicas han encontrado respuestas.

¿QUÉ DEMANDAN?

En protesta por la aprobación de la reforma educativa, la CNTE realizó movilizaciones en la Ciudad de México y su interlocutor fue el entonces subsecretario de Gobernación, Luis Miranda Nava, compadre del entonces Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Uno de los acuerdos fue la realización de 9 foros regionales en el país y uno de carácter nacional, con los cuales la CNTE construyó su Proyecto de Educación Alternativa, el cual fue entregado a Miranda Nava el 19 de julio de ese año.

Algunos de los puntos principales de ese Proyecto de Educación Alternativa son:

Promueva la equidad de género.

Recupere nuestras raíces históricas y de identidad.

Incluya las cosmovisiones de los pueblos originarios y descolonice del pensamiento eurocéntrico.

Desarrolle desde lo endógeno las comunidades, barrios y entidades ante la globalización mercantilista.

Se base en el humanismo para hacer frente a la degradación social, ética y espiritual, producto de las relaciones capitalistas.

Anteponga la solidaridad al individualismo competitivo del modelo neoliberal.

Forme en el pensamiento holístico, la inteligencia global, creativa, emocional, critica, filosófica y lúdica.

Promueva la imaginación, la curiosidad y la utopía para romper cualquier limite o paradigma de nuestro tiempo, en la búsqueda constante de nuevas ideas.

Sea liberadora, emancipadora y transformadora.

Forje la conciencia social, de clase y la pertenencia planetaria a una sola humanidad, sin distinciones de raza, género o condición social.

Construya nuevas relaciones de trabajo colectivas desde la escuela, como una forma de generar socialmente la riqueza, sin explotación, ni de dominación alguna.

“Todas las ideas descritas sucintamente con anterioridad están contenidas y en su mayoría se han materializado en las Escuelas Integrales de Michoacán, las Escuelas Altamiranistas de Guerrero, el Proyecto de Transformación Educativa de Oaxaca, las experiencias de educación popular del Distrito Federal, Chiapas, Puebla, Zacatecas, San Luis Potosí?, además se asumen como propias por aspiraciones de los maestros de la región noroeste de México, y constituyen en su conjunto la propuesta educativa de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación”, advierte la CNTE en las memorias de esos trabajos.

Demandaron además:

• Una educación pública laica y gratuita garantizada por el financiamiento integro y suficiente del Estado.

• La eliminación de la prueba ENLACE y cualquier otro tipo de exámenes estandarizados. Exigieron la suspensión de la aplicación de la punitiva Evaluación Docente Universal y la Carrera Magisterial.

• La asignación plazas automáticas para todos los egresados de las escuelas normales públicas del país.

• El cese de toda acción represiva contra el magisterio disidente.

• La libertad de los miembros de la Sección 22 injustamente detenidos y se manifestaron en contra de la criminalización de la protesta social, particularmente la ejercida en contra de sus compañeros del Frente Oriente.

Los ejemplos

El proyecto alternativo de educación de la CNTE ya opera en varias entidades con características similares.

En Michoacán utilizan sus propios libros de texto y desechan los oficiales de la SEP, porque “enseñan el modelo neoliberal”.

No siguen el plan oficial de estudios.

Buscan construir en los salones de clase una “organización popular”.

La educación es una herramienta de lucha.

No hay prueba ENLACE

Los directores de los planteles son rotativos, los mismos profesores lo eligen por votación para un periodo de dos años y así evitan su “poder autoritario”.

En Chiapas, el 27 de junio de 2018, al presentar los Fundamentos para la implementación del Proyecto Comunitario para la Escuela, la CNTE afirmó que que “se sustenta en el marxismo como base filosófica”.

El PCE de Chiapas fue definido como parte de la resistencia comunitaria ante el avasallamiento capitalista en el país.

Ese proyecto de eduación alternativa fue asumido y financiado en el estado por el entonces gobernador, Manuel Velasco Coello, del PVEM. Velasco Coello es nieto de Manuel Velasco Suárez, gobernador de Chiapas de 1970 a 1976, a quien Roderic Ai Camp definiera como “médico y amigo íntimo de Luis Echeverría”.

Vale la pena recordar que Velasco Coello solicitó licencia como gobernador para competir por la senaduría de su estado, por el mismo PVEM y lo logró. Ya como senador negoció que cinco diputados federales de su partido se cambiaran a la bancada de Morena, con lo cual logró la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

Después de eso, la mayoría de Morena en el Senado le otorgó licencia para terminar su periodo como gobernador de Chiapas.

Acuerdos en lo oscurito

Tras la reforma constitucional, el Presidente ha dedicado muchas horas, junto con parte de su gabinete a reunirse en privado con los dirigentes de la CNTE y las autoridades no han informado de lo acordado.

Por eso llama la atención que la semana pasada, tras una reunión con López Obrador, los dirigentes de la CNTE de Michoacán y Oaxaca hayan anunciado que no utilizarán los libros oficiales y que repartirán fotocopias de los suyos, como parte de su “proyecto educativo”.

Sí, ése que está basado en el marxismo, antineoliberal y que promueve la ideología de género.


Ahora pueden encontrar la Mochila Política en:

www.indicadoresdeimpacto.wixsite.com/indicadoresdeimpacto

www.angulopolitico.com

www.dvox.co

www.diarionuevavision.com

www.algrano.com.mx

www.mochilapolitica.com



Más información

Mochila Política 84 - 09 julio 2019 - Año 3 - Morena, control y futuro

Por Héctor Moreno

Al tiempo que las acciones de su gobierno se topan con la realidad y enfrentan más resistencias, el Presidente Andrés Manuel López Obrador desata la renovación de la dirigencia de Morena, pues ahí se juega una parte fundamental de la continuidad de su proyecto político-ideológico.

El hoy partido/movimiento fue el instrumento para aglutinar las expresiones de hartazgo con el anterior régimen y le permitió llegar a la Presidencia.

Mantener el control del

partido, su identidad y finalidad para el que lo formó se convierte en una necesidad para que su grupo permanezca en el poder.

Los antecedentes y el perfil de quien quede al frente de Morena para los próximos tres años serán señales para tratar de entender el juego de López Obrador para las elecciones intermedias de 2021 y los prolegómenos de la sucesión presidencial de 2024.

Por su voluntad o me canso ganso

López Obrador fue un hombre formado política e ideológicamente en una corriente del PRI, identificada con el nacionalismo revolucionario, no ha sido ni es un hombre de izquierda, tampoco democrático y su praxis política es una copia de las formas del priísmo.

Su grupo rompió con el viejo régimen al haber perdido la postulación a la Presidencia.

A lo largo de su trayectoria, López Obrador ha mostrado ser un movilizador y propagandista nato; sus actividades han estado marcadas por dos aspectos: su voluntad personal y su ideología.

Desde el llamado Éxodo por la Democracia; el “Gobierno legítimo”; el Proyecto Alternativo de Nación; la Convención Nacional Democrática; el Movimiento en Defensa del Petróleo, la Soberanía y la Economía Popular, el Movimiento de Regeneración Nacional hasta la Cuarta Transformación ha asumido el liderazgo único e indiscutible de cada uno de ellos.

Él ha decidido las formas, los tiempos y ha designado tareas en esos proyectos.

Durante ese periodo ha formado un contingente que gira en torno a él, leales y con un alto nivel ideológico, que son quienes se identifican plenamente con el proyecto antineoliberal.

Marcelo Ebrard Casaubon, Alejandro Encinas Rodríguez, Lorenzo Meyer, Octavio Romero Oropeza, Julio Scherer Ibarra, Luciano Concheiro, Jesusa Rodríguez, Claudia Sheinbaum Pardo, Asa Cristina Laurell, Raquel Sosa Elízaga, Bertha Elena Luján Uranga, Irma Eréndira Sandoval, Jesús Ramírez Cuevas, John Ackerman y Javier Jime?nez Espriu? son algunos de quienes estarían en ese grupo.

Su admiración e inspiración en Benito Juárez y los liberales del siglo XIX; en el pensamiento y acciones de Lázaro Cárdenas (por citar a dos de sus principales referentes abrevados del priismo), así como sus postulados contra la corrupción, la ayuda a los más desprotegidos, la austeridad republicana, han sido constantes en su trayectoria.

Mientras su liderazgo se fortaleció a cada paso, las organizaciones fueron pasajeras hasta el Movimiento de Regeneración Nacional - iniciado desde 2006 – que debió convertirse en partido en 2014 para ascender al poder.

Aún y cuando por exigencia legal Morena sea una marca registrada, con estatutos, plan de acción e ideología, la simpatía hacia ese partido/movimiento está definida por el carisma de López Obrador y no por los objetivos y propuestas de la estructura.

Por eso su voluntad es la única que pesa en las decisiones de gobierno o en las de partido, aún y cuando sean al margen de la ley; contradictorias o autoritarias.

Su empecinamiento político e ideológico le han servido como escudo y justificación para mantener sus decisiones, debatir, forjar alianzas y aguantar crisis, como las presiones de Donald Trump o las renuncias en su Gabinete.

Pero si el instrumento que usó para llegar al poder, Morena, no se institucionaliza como partido, su proyecto y el de su grupo podría estar en riesgo.

Bertha Luján, la continuidad

A seis meses de realizarse la renovación de la dirigencia nacional, solo Bertha Elena Luján Uranga ha iniciado su campaña para competir contra la actual dirigente Yeidckol Polevnsky (Citlali Ibañez Camacho) quien asumió desde diciembre de 2017.

Por identidad, lealtad y la cercanía con López Obrador sería Luján el perfil adecuado al proyecto de López Obrador y sus objetivos en el corto y mediano plazo.

De 2000 a 2006 fue Contralora general en el gobierno del Distrito Federal, encabezado por AMLO; en el “Gobierno Legítimo” de López Obrador, en noviembre de 2006, Luján ocupó el cargo de secretaria del Trabajo; Octavio Romero Oropeza fue secretario para la Austeridad, Claudia Sheinbaum fue secretaria de Patrimonio Nacional; Raquel Sosa, secretaria de Educación, Ciencia y Tecnología.

En los órganos del Movimiento en defensa del petróleo, la soberanía y la economía popular (2008) Bertha Luján fue integrante de la Comisión de Vigilancia del Consejo de Administración de Pemex junto con John Ackerman, Carlos Paya?n Velver y Javier Jime?nez Espriu?, entre otros.

En 2009 fue postulada por los partidos Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano) y el Partido del Trabajo como candidata a diputada federal por Chihuahua.

En 2011 formó parte de la Comisión que elaboró para AMLO el Proyecto Alternativo de Nación (base de la plataforma electoral de Morena). Lorenzo Meyer, Octavio Romero Oropeza, Julio Scherer Ibarra, Luciano Concheiro, Elena Poniatowska, Jesusa Rodríguez, Claudia Sheinbaum Pardo, Asa Cristina Laurell, Raquel Sosa Elízaga, Irma Eréndira Sandoval y Jesús Ramírez Cuevas fueron otros integrantes de ese grupo.

Ese mismo año -cuando Morena se constituyó como Asociación Civil – Luján fue designada como coordinadora en Chihuahua y al año siguiente, tras otorgársele el registro como partido, fue la secretaria general y Martí Batrés, su primer dirigente nacional.

Durante la contienda presidencial de 2012, López Obrador dio a conocer a quienes integrarían su Gabinete: Marcelo Ebrard, en Gobernación; Juan Ramón de la Fuente en Educación Pública; Claudia Sheinbaum iría a la Secretaría de Medio Ambiente; Javier Jiménez Espriú a Comunicaciones y Transportes, y el empresario Miguel Torruco Marques iría a la Secretaría de Turismo.

Bertha Luján estaría como titular de la secretaría de la Honestidad y Combate a la Corrupción.

Desde noviembre de 2015 es presidenta del Consejo Nacional de Morena.

Su hija, Luisa María Alcalde Luján es actualmente secretaria del Trabajo. De 2012 a 2015 fue diputada federal por Movimiento Ciudadano.

Por esa cercanía, lealtad y completa afinidad ideológica, Luján Uranga garantiza a López Obrador el control de Morena y una posibilidad de futuro, el desafío principal será institucionalizar un movimiento cuya génesis y desarrollo han dependido de la voluntad de una sola persona.



Más información

Mochila Política 83 - Año 3 - Julio 1, 2019 - AMLO manda dos mensajes; uno, “por si me tuviese que ir”

Mochila Política 83
Año 3
Julio 1, 2019

AMLO manda dos mensajes;
uno, “por si me tuviese que ir”

Por Héctor Moreno

En el festejo de su triunfo electoral, el Presidente Andrés Manuel López Obrador envió dos mensajes: el pronunciado en el Zócalo de la Ciudad de México y el otro, en la entrevista a La Jornada.

En el del festejo, donde habló 90 minutos, hizo un recuento de sus logros, para lo cual utilizó prácticamente la misma estructura del discurso pronunciado el

1 de diciembre, un repaso a su lista de pendientes, la cual le arrojó un cumplimiento de 78 de 100 compromisos asumidos aquel día.

Dio continuidad a su discurso de toma de posesión y a lo planteado en el Plan Nacional de Desarrollo.

Ratificó que no se ha movido, ni se moverá, de su proyecto ideológico, de su objetivo principal y seguirá fiel a lo hasta ahora iniciado.

Fiel a su estilo volvió a jugar con las expectativas, con el cambio, con la transformación.

Reiteró su prisa por cambiar al régimen de aquí a diciembre: “arrancar de raíz al régimen corrupto y quedarán construidas las bases para la transformación política de México”.

Lo mismo dijo el 1 de diciembre en su toma de posesión.

El pensamiento de los liberales del siglo XIX, Benito Juárez y Melchor Ocampo fue reiterado como su inspiración.

Ubicó nuevamente al neoliberalismo como el gran causante de los males del país; arremetió contra los conservadores y advirtió que este proceso no tiene retorno, ni un paso atrás, nada de titubeos o medias tintas.

Definió al anterior gobierno, como un “comité al servicio de un pequeño grupo de corruptos y traficantes de influencias”.

Presumió – con abundantes cifras – su estrategia clientelar, la de entregar miles de millones de pesos directamente a beneficiarios de sus programas sociales, desde niños con discapacidad hasta adultos mayores; jornaleros, campesinos, etcétera.

Su estrategia de “Bienestar” es una estructura articulada solo con ese objetivo y dependiente directamente de él, la cual incluye desde una secretaría; los súperdelegados y hasta un banco recién aprobado por el la Cámara de Diputados.

El Presidente describió solo tres pendientes:

“Falta mejorar el sistema de salud, debe crecer más la economía y todavía se mantienen los mismos niveles de violencia heredados del antiguo régimen, pero pronto, muy pronto obtendremos más y mejores resultados”.

Habló de trabajar de prisa y profundidad, “porque si regresara al poder el conservadurismo faccioso y corrupto -tocó madera-, si desgraciadamente regresara el conservadurismo, ni siquiera en esa circunstancia podrían nuestros adversarios dar marcha atrás en lo establecido y ya logrado en beneficio del pueblo.”

Lanzó una advertencia: “Una cosa es actuar con prudencia, evitar confrontación y garantizar libertades sagradas y otra muy distinta es la indefinicion, nosotros somos autenticos, pacifistas y transformadores al mismo tiempo.”

Y citó a Melchor Ocampo: “el moderado es simplemente un conservador más despierto.”

Algunos puntos de la extensa entrevista publicada por La Jornada pueden ayudar a clarificar algunos de sus planteamientos en el Zócalo.

El pretérito de subjuntivo,
o la advertencia

La entrevista fue realizada por un grupo de experimentados periodistas y analistas de ese diario, al que definió como “el más cercano a la gente, sobre todo a los pobres”.

López Obrador reiteró en la entrevista su admiración por los hermanos Flores Magón, Lázaro Cárdenas y que el general revolucionario al que más admira es a Francisco J. Mújica, que decía: ‘Hechos, no palabras’.

Mújica fue al mismo que citó Mario Delgado coordinador de los diputados de Morena el día que, junto con sus aliados, aprobaron la reforma educativa.

López Obrador respondió a las presiones del EZLN y aliados, sobre la presunta militarización en Chiapas, dijoe que mienten

“Está muy ideologizado el tema. Lo cierto es que ellos, los zapatistas, a los que respeto, no creen o no creyeron que se podía llevar a cabo la transformación por la vía pacífica y electoral; y no creyeron, y siguen sin aceptar, que no somos iguales y que tenemos convicciones y que venimos de la lucha opositora.”

La entrevista, realizada hace unos días por Roberto González Amador, Luis Hernández Navarro, Pedro Miguel, Alonso Urrutia y Miguel Ángel Velázquez, pero publicada este 1 de julio, cierra con una frase desconcertante para los mismos entrevistadores.

“Tengo prisa porque este an?o quiero dejar sentadas las bases de la transformacio?n cero corrupcio?n cero impunidad rescate de campo, bienestar, seguridad. De modo que si pasara algo, que yo me tuviese que ir el año próximo, a los conservadores les costari?a muchi?simo trabajo, les seri?a misio?n imposible dar marcha atra?s a lo que vamos a dejar establecido desde este an?o”.

LJ: ¿ Por que? dice “si me tuviera que ir…?”

AMLO: “Es que no sabemos qué nos depara el destino y esto es una transformación. Y por eso mi prisa en avanzar.

(www.jornada.com.mx/ultimas/2019/07/01/la-inconformidad-en-las-elites-el-pueblo-esta-contento-amlo-6341.html )

Evidentemente, en el discurso del Zócalo no explicó el porqué de su prisa y profundidad.



Más información

Mochila Política 82 - 22 de junio 2019 - Año 3 - El otro frente.

Por Héctor Moreno

Mientras los reflectores se dirigen a los yerros del gobierno de la Cuarta Transformación y a sus disputas internas, hay otro frente abierto en contra de Andrés Manuel López Obrador, son grupos y personalidades aliados con organizaciones internacionales, altermundistas, los autoexcluidos de modelo globalizador.

En los últimos meses habían externado críticas por diversos hechos, ahora escalaron la protesta con sus redes internacionales.

Grupos armados, como

el EZLN, el EPR, oeneges, personalidades identificadas contra la globalización han acusado al gobierno lopezobradorista de neoliberal y contrario a las legitimas demandas de grupos originarios y populares. (Mochila Política 68. Año 3. El auténtico López Obrador. Febrero 25 de 2019).

La diferencia es que ahora realizaron movilizaciones – simbólicas, la mayoría de ellas – en unas 20 ciudades de México y en algunas del extranjero.

Entre el 30 de mayo y el 2 de junio hubo expresiones de apoyo al EZLN, al Congreso Nacional Indígena y al Concejo Indígena de Gobierno por su resistencia al gobierno de López Obrador.

Además de las protestas afuera de Palacio Nacional en la Ciudad de México, hubo actos testimoniales en Chalco, Cuernavaca, Aguascalientes, La Paz, Irapuato, León, Celaya, Mexicali, Tlaxcala, Chihuahua, San Crstóbal de las Casas, Veracruz, Orizaba, San Luis Potosí, Oaxaca, Fresnillo, Colima, Mérida y Tultitlán.

También reportaron actividades afuera de los consulados de Chicago, Seattle, San Diego, Los Ángeles y Nueva York; en Buenos Aires, Argentina, Marsella, Francia, en Grecia, Canadá y Ecuador.

El colofón a estas actividades fue una carta contra la militarización de zonas indígenas del EZLN respaldado por diversas personalidades y agrupaciones dirigida a “quién todavía esté dispuesto a escuchar”.
( www.jornada.com.mx/ultimas/2019/06/17/carta-contra-la-militarizacion-de-zonas-indigenas-del-ezln-1953.html )

Denunciaron la militarización de las zonas chiapanecas bajo control de los zapatistas, aseguraronn que el camino de la militarización en el país está tomando más fuerza.

“Es contradictorio que cuando los datos del propio Gobierno de México indican que la zona Zapatista es de las de más bajo índice delictivo, la estrategia de seguridad se dirija de manera amenazante ante esas zonas que son de los pocos santuarios de libertad y seguridad para el México de abajo. Eso más que una estrategia de seguridad parece una estrategia de guerra”, adviertieron.

Entre los firmantes estuvieron Juan Villoro, Ely Guerra, Oscar Chávez, Francisco Barrios “El Mastuerzo”, Javier Sicilia, Luis de Tavira, Jorge Alonso, Paulina Fernández Christlieb, Eduardo Matos Moctezuma, Bárbara Zamora, Rosa Albina Garavito Elías, Gustavo Esteva, Ana María Vera Smith, Red Europa Zapatista y adherentes en Bélgica, Suiza, Italia, Francia, Reino Unido, algunos ligados a ATTAC y al Foro Social Mundial, entre otros.

Viejos lazos

Algunos antecedentes de estas organizaciones, de acuerdo a la “Secuencia Política” de Federico Muggenburg en 2001 y 2002:

• Son grupos y personalidades de los entramados de la Red Pax, Red Curiel, Red I-doc, promotoras del comunismo en Occidente, que ante la caída de ese sistema a fines de los ochenta se encontraban sin causa, disgregados y sin líderes.

• ATTAC (Acción por una Tasa Tobin de Ayuda a los Ciudadanos) fue fundada en el 3 de junio de 1998 en París, Francia por Bernard Cassen, entonces director general de Le Monde Diplomatique.

• Es una oenege multinacional, autollamada Internacional Rebelde, contra el neoliberalismo y su modelo globalizador y todas las instituciones que lo representen: FMI, BM, G-7, OMC, TLC, OCDE, etcétera.

• Fueron los promotores del Foro Social Mundial, a cuya primera reunión asistieron 10 mil miembros de 127 países, figuras como Frei Beto, Leonardo Boff, Ignacio Ramonet, entre muchos otros. De la delegación mexicana fueron Cuauhtémoc Cárdenas, Abelardo Torres, Ursula Oswald, Ana E. Ceceña de la UNAM y otros.

• Los dirigentes de ATTAC se reunieron el sábado 11 de marzo de 2001 con Rafael Sebastián Guillén Vicente (“Subcomandante Marcos”) dentro de la caravana del EZLN a la Ciudad de México. Estuvieron José Bove, portavoz de la Confédération Paysanne, Bernard Cassen, presidente de ATTAC, y Danielle Mitterrand, presidente de la Fondation France Libertés.

• “Marcos” dijo que crearía en México una organización política (no un partido) en la cual cada uno podría actuar a cara descubierta; que lucharía contra los efectos devastadores del neoliberalismo y de la globalización; que se se incorporaría a la red internacional de ATTAC y apoyó al Foro Social Mundial de Porto Alegre.

Nada de esto sucedió y mucha de la fuerza de estas agrupaciones hoy parece disminuida, frente a lo cual Bernard Cassen, fundador de ATTAC ha justificado:

“El movimiento altermundialista funciona como un metro en forma de biblioteca itinerante de análisis, de coordinación de luchas, de propuestas: algunos están desde el primer hasta el último vagón, otros se suben en una estación y se bajan luego, pero todos habrán hecho al menos una parte del camino juntos”.

En México, hay quienes siguen subidos en ese Metro.



Más información

Mochila Política 81 - Junio 14, 2019 - Año 3 - Presidenciables en pugna: los “laicos” vs Marcelo.

Por Héctor Moreno

Las presiones de Donald Trump sacaron a flote un enfrentamiento entre dos grupos ideológicos cercanos al Presidente López Obrador.

Por un lado están la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el subsecretario de esa dependencia, Alejandro Encinas Rodríguez quien había sido el responsable de la política migratoria desde inicios del sexenio (ambos pertenecen a República Laica) y Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de

Diputados.

República Laica está aliada con un sector de la masonería dirigida por Manuel Jiménez Guzmán y con la asociación religiosa La Luz del Mundo, cuyo líder es procesado en Estado Unidos por 26 acusaciones de abuso sexual.

Del otro lado está el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, desde hace años muy cercano a López Obrador y considerado el puntero para sucederlo.

Los “laicos” fueron desplazados y perdieron influencia en la solución del considerado -hasta ahora – el mayor desafío del gobierno lopezobradorista y su lugar fue cedido a Marcelo Ebrard.

Tras el acuerdo con Trump, Muñoz Ledo ha cuestionado el contenido del mismo; acusó a acusó a Marcelo Ebrard de invadir facultades de la secretaría de Gobernación en materia migratoria y acusó a López Obrador de una “traición a la historia”.

Los medios reportaron un comentario que Muñoz Ledo le hizo a Sánchez Cordero en un foro en la Cámara de Diputados. “Más vale un pacto electoral, que un pacto migratorio, ¿verdad Olga?”.

Sánchez Cordero puso en entredicho las acusaciones del gobierno norteamericano: “esa es una cantidad que yo quiero decirles que no sé de dónde pasaron o por dónde pasaron 144 mil personas por nuestro país”.

“Que no lo inflen tanto porque lo van a reventar”, le dijo Muñoz Ledo a Ebrard cuando lo tuvo enfrente en su comparecencia en el Congreso.

Ebrard ha evitado ser frontal en sus respuestas al otro grupo y el respaldo de López Obrador ha ido creciendo: destituyó al responsable del Instituto Nacional de Migración y designó en su lugar a Francisco Garduño, un hombre de las confianzas de Ebrard, que hasta esta semana coordinaba los penales federales.

Diferencias de grado

Los laicos forman parte de un grupo internacional caracterizado por promover de la legalización de las drogas; por la legalización del aborto y aliados con grupos cuya bandera es la defensa de los derechos humanos y apostados siempre en contra de las Fuerzas Armadas.

En esa línea están personajes y organizaciones financiadas por George Soros, como el expresidente Ernesto Zedillo y el grupo de exmandatarios latinoamericanos promotores de la legalización de las drogas; Human Rights Watch, The Open Society Foundations, entre otros. (Mochila Política 55. Octubre 05, 2018. La sombra de Soros)

Desde el triunfo electoral de Morena, Sánchez Cordero definió tres prioridades: legalizar el aborto en México; legalizar las drogas y la eutanasia.

En 2017, Soros financió el Informe “Atrocidades innegables: enfrentando crímenes de lesa humanidad en México” en el que se equiparaba el actuar de las fuerzas federales con el de Los Zetas, y se delineaban ya los puntos de una Comisión de la Verdad para el Caso Ayotzinapa.

Hoy, el responsable de esa llamada Comisión de la Verdad es Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, que siguió casi al pie de la letra lo anotado en aquel informe.

Porfirio Muñoz Ledo es el personaje de mayor experiencia política entorno a López Obrador, 85 años, promotor de la socialdemocracia y sus planteamientos ideológicos han sido fuente de inspiración del Presidente sobre la Cuarta Transformación. (Mochila Política 52. 31 de julio de 2018. AMLO, la ruta que seguirá).

Muñoz Ledo es el autor de una iniciativa de ley para legalizar el aborto en todo el país.

Para conocer los rasgos de su personalidad, vale la pena citar algunos extractos de un desplegado del 25 de abril del 2000, firmado por Patrocinio González Garrido (había sido gobernador de Tabasco y secretario de Gobernación, dentro de una larga trayectoria en el PRI) en donde contestaba a Muñoz Ledo sus burlas, al llamarlo “Patrosimio”.

“Como voy a seguir al margen de todo asunto político y no quiero gastar tiempo o dinero polemizando contigo, mejor te hago una propuesta. Tú te dejas de hacer el chistoso con mi nombre y me tratas con el respeto que siempre me tuviste, y yo no te digo maricón, como te han dicho nuestros compañeros desde la secundaria.”

“Conozco tu incontrolable compulsión para jugar con los cambios, los que sean, porque así lo has hecho siempre, tanto en los partidos políticos, que con las lealtades para quienes te dieron la mano, o en tu permanencia matrimonial y tus preferencias sexuales, que enuncio sólo como ejemplos de una lista casi inagotable de tus peculiaridades.”
(lfmopinion.com/846/RETRATO-Y-AUTORRETRATO)

Ideológicamente tienen diferencias de grado. Estos antecedentes ilustran.

En agosto de 2010, el entonces arzobispo de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez acusó al entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard de haber “maiceado” a los ministros de la Corte para aprobar los matrimonios gay en el DF. En respuesta, Ebrard llamó “cavernal” a Sandoval.

El asunto llegó a tribunales y en 2016 se resolvió a favor del Cardenal y se impuso una multa de 67 mil pesos a Ebrard.

El 30 de abril pasado, el coordinador de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados, Mario Delgado (leal a Ebrard), entregó como reconocimiento a la Banda El Recodo por sus 80 años, una placa conmemorativa con la firma de todos los coordinadores parlamentarios.

Delgado aseguró que Banda El Recodo, de Don Cruz Lizárraga, “representa a toda la cultura y la música del país”, lo que no dijo fue que el fundador del Recodo fue un alto y distinguido miembro de la masonería. Lideraba, junto con su hijo Germán, la “Gran Logia de Antiguos Libres y Aceptados Masones” de Mazatlán, Sinaloa que posteriormente se unió a la Organización Masónica Mexicana fundada y dirigida en los años setenta del siglo pasado por Carlos Vázquez Rangel.

Las relaciones internacionales de ambos los colocan, por ejemplo, cerca del Partido Demócrata de los Estados Unidos.

Pero hoy el conflicto es estrictamente de poder y el Presidente López Obrador mandó una señal muy clara con quién está su confianza, con el Canciller Ebrard, considerado el mejor preparado para sucederlo.

Muñoz Ledo no está en el Gabinete, pero su apuesta es claramente por su aliada, Olga Sánchez Cordero.

Al tiempo.



Más información

Mochila Política 80 - 8 de junio 2019 - Año 3 - Trump alinea a López Obrador; MC y masones pierden aliado

Por Héctor Moreno

En una semana, el Presidente norteamericano, Donald Trump alineó al gobierno mexicano en su estrategia para buscar la reelección; obligó a López Obrador a dar un giro en la política interna al convocar a la unidad nacional y a modificar por unos días el rutinario lenguaje de división.

A la par, el gobierno estatal de California asestó un golpe político a Movimiento Ciudadano con la detención de Naasón Joaquín García, líder de la asociación religiosa

Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad. La Luz del Mundo, particularmente al gobierno de Jalisco, donde esa agrupación ha incrementado su santuario político los últimos años.

Un grupo de la masonería es otro de los damnificados con la detención de Joaquín García pues pierde a un estrecho aliado con quien ha combatido una presunta alianza entre las élites políticas y la Iglesia Católica para violar el estado laico.

Quizá las presiones estadounidenses puedan afectar otros campos de la compleja relación entre ambos países, pero, por ahora, esas son las primeras repercusiones.

Lejos de Soros

Los migrantes están instalados como tema en los procesos electorales norteamericanos y desde finales del año pasado se dio una pugna abierta entre Trump y George Soros, financiador de los demócratas.

Los republicanos acusan al magnate griego de patrocinar y alentar las caravanas de migrantes centroamericanos ilegales para colocar el tema dentro de las banderas de los demócratas. (Mochila Política 56. Año 2. Octubre 22 de 2018. El “Expreso de Soros” o la Caravana de migrantes).

Frente a ese fenómeno, el gobierno del presidente López Obrador asumió una política humanista y hasta ofreció empleos a los migrantes, es decir, ha alentado las caravanas y las ha protegido hasta llegar a la frontera norte. El Canciller Marcelo Ebrard y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero apoyaron esas acciones.

Ahora, frente a la amenaza de Trump de imponer aranceles mensuales progresivos del 5 por ciento a todos los productos mexicanos, el gobierno de López Obrador respondió con acciones concretas: detuvo a dos de los organizadores de las caravanas de migrantes, uno de ellos, de la organización Pueblo Sin Fronteras, la cual es financiado por Soros.

Congeló cuentas bancarias de personas y organizaciones ligadas a esa organización de caravanas; empezó a militarizar la frontera sur y se comprometió a tomar acciones como tercer país seguro.

Por la dimensión del daño que habría causado la imposición de aranceles, algunos de los principales sectores del país respaldaron las gestiones del presidente López Obrador con las cuales se logró frenar por ahora las medidas anunciadas por Trump.

El Presidente López Obrador correspondió a esos apoyos con un mitin-celebración este sábado en Tijuana por la unidad, defensa de la dignidad de México y a favor de la amistad con el pueblo de los Estados Unidos.

En realidad, se vio obligado a dar un giro a su política de migración, y por ahora, parece estar lejos del área de influencia de George Soros y de los demócratas.

La tríada pierde un soporte

La fotografía es una oda al juarismo, posan juntos: Patricia Mercado, Olga Sánchez Cordero, Santiago Nieto Castillo, Alejandro Encinas Rodríguez, Maria de los Ángeles Moreno (+), Roberto Blancarte, Candelaria Ochoa, Martha Tagle Martínez y otros más. Fue tomada el 21 de marzo de 2018. Ellos son integrantes de la organización República Laica. (ilsb.org.mx/comunicado-republica-laica/)

Ahí participan organizaciones como Afluentes S.C., Católicas por el Derecho a Decidir A.C., Cátedra Extraordinaria “Benito Juárez” sobre Laicidad de la UNAM, Foro Cívico México Laico A.C. Foro Intereclesiástico Mexicano A.C., Iglesia de Scientology, Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir y otros.

Personalidades como Alberto Athié Gallo, Alejandro Encinas, actual subsecretario de Gobernación; Bernardo Barranco, analista en temas religiosos, colaborador de La Jornada; Clara Jusidman, Cuauhtémoc Cárdenas, Fernando Belaunzarán, perredista; Francisco Martín Moreno, escritor; Gabriela Delgado Ballesteros, Manuel Jiménez Guzmán, presidente de Laica Internacional y soberano gran comendador del Supremo Consejo de México del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Martha Lucía Micher, Martha Tagle, Patricia Mercado Castro, Roberto Blancarte Pimentel, analista en temas religiosos y Santiago Nieto Castillo, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera y otros más.

Este es el núcleo de un grupo actuante en Morena, Movimiento Ciudadano, el gobierno de López Obrador aliados a un grupo de la masonería dirigida por Manuel Jiménez Guzmán y a la asociación religiosa Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad. La Luz del Mundo buscan confrontar a la Iglesia Católica e imponer la llamada ideología de género.

Desde la llegada de López Obrador, la Luz del Mundo y República Laica han asumido conjuntamente posiciones contrarias al gobierno de López Obrador.

MC le organiza homenajes

La Luz del Mundo fue alentada y respaldada en su fundación por los jacobinos en los años 30, como parte del enfrentamiento con el catolicismo; corporativamente sellaron una alianza con el PRI partido al cual respaldaron con votos de su feligresía. Al declive del tricolor usaron la misma táctica clientelar con otros partidos.

Si con alguien ha crecido su influencia política ha sido con Movimiento Ciudadano, bajo el liderazgo del actual gobernador, Enrique Alfaro Ramírez.

Uno de los artífices de esta relación ha sido el ex priísta Salvador Caro Cabrera, quien fundó en 2011 la Asociación Nueva Política, al frente de la cual colocó a Kehila Abigail Kú Escalante, militante de la Luz del Mundo y fue ella la responsable de la casa de enlace del propio Caro Cabrera cuando éste fue diputado federal en 2012-2015.

Caro Cabrera es actualmente el coordinador de la fracción de MC en el Congreso local.

Kú Escalante fue diputada local de 2015 a 2018 por Movimiento Ciudadano y actualmente es diputada federal por ese partido.

Ella junto con el diputado federal independiente Emmanuel Reyes Carmona y el senador del PVEM, Rogelio Israel Zamora Guzmán (ambos militantes de la Luz del Mundo) fueron los promotores del homenaje que se le rindió a Naasón Joaquín García el 15 de mayo en Bellas Artes, así como de los reconocimientos que posteriormente se le entregaron con el apoyo de legisladores de varios partidos.

Uno de esos reconocimientos fue firmado por 18 diputados federales por Jalisco.

Dentro del entramado para justificar el uso del Palacio de Bellas Artes, se dijo que el homenaje había sido organizado por la Asociación de Profesionistas y Empresarios (APEM), la cual preside Rogelio Zamora Barradas, ex diputado federal.

En realidad, se trata de un asunto familiar. Zamora Barradas es suegro de Naasón Joaquín García, pues está casado con su hija Alma, por lo tanto, el senador del PVEM que pidió oficialmente el Palacio de Bellas Artes, es cuñado del detenido en California.

La Asociación de Profesionistas y Empresarios de México (APEM), ha emprendido en los últimos meses una serie de actividades orientadas a la defensa y consolidación del Estado laico, creado tras la promulgación de las Leyes de Reforma por Benito Juárez y los liberales de su tiempo.

Con tal fin, han realizado foros en los congresos locales de Chiapas, de Jalisco, con el diputado Jonadab Martínez; de Oaxaca; en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y en el Senado de la República, organizado por Zamora Guzmán.

Los expositores han sido integrantes de República Laica, como la directora de la revista Siempre!, la priísta Beatriz Pagés Rebollar.

En el ayuntamiento de Guadalajara, presidido por el emecista Ismael del Toro, el Cabildo había aprobado el 16 de mayo -un día después del homenaje en Bellas Artes- entregar una medalla al Doctor Honoris Causa, Naasón Joaquín García, “por su destacada labor humanitaria y altruista” en el municipio de Guadalajara.

Pero como el Doctor Honoris Causa fue detenido en Los Ángeles acusado de 26 delitos sexuales, pues lo cancelaron.

Quizá será para mejor ocasión.



Más información

Mochila Política 80 - 8 de junio 2019 - Año 3 - Trump alinea a López Obrador; MC y masones pierden aliado

Por Héctor Moreno

En una semana, el Presidente norteamericano, Donald Trump alineó al gobierno mexicano en su estrategia para buscar la reelección; obligó a López Obrador a dar un giro en la política interna al convocar a la unidad nacional y a modificar por unos días el rutinario lenguaje de división.

A la par, el gobierno estatal de California asestó un golpe político a Movimiento Ciudadano con la detención de Naasón Joaquín García, líder de la asociación religiosa

Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad. La Luz del Mundo, particularmente al gobierno de Jalisco, donde esa agrupación ha incrementado su santuario político los últimos años.

Un grupo de la masonería es otro de los damnificados con la detención de Joaquín García pues pierde a un estrecho aliado con quien ha combatido una presunta alianza entre las élites políticas y la Iglesia Católica para violar el estado laico.

Quizá las presiones estadounidenses puedan afectar otros campos de la compleja relación entre ambos países, pero, por ahora, esas son las primeras repercusiones.

Lejos de Soros

Los migrantes están instalados como tema en los procesos electorales norteamericanos y desde finales del año pasado se dio una pugna abierta entre Trump y George Soros, financiador de los demócratas.

Los republicanos acusan al magnate griego de patrocinar y alentar las caravanas de migrantes centroamericanos ilegales para colocar el tema dentro de las banderas de los demócratas. (Mochila Política 56. Año 2. Octubre 22 de 2018. El “Expreso de Soros” o la Caravana de migrantes).

Frente a ese fenómeno, el gobierno del presidente López Obrador asumió una política humanista y hasta ofreció empleos a los migrantes, es decir, ha alentado las caravanas y las ha protegido hasta llegar a la frontera norte. El Canciller Marcelo Ebrard y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero apoyaron esas acciones.

Ahora, frente a la amenaza de Trump de imponer aranceles mensuales progresivos del 5 por ciento a todos los productos mexicanos, el gobierno de López Obrador respondió con acciones concretas: detuvo a dos de los organizadores de las caravanas de migrantes, uno de ellos, de la organización Pueblo Sin Fronteras, la cual es financiado por Soros.

Congeló cuentas bancarias de personas y organizaciones ligadas a esa organización de caravanas; empezó a militarizar la frontera sur y se comprometió a tomar acciones como tercer país seguro.

Por la dimensión del daño que habría causado la imposición de aranceles, algunos de los principales sectores del país respaldaron las gestiones del presidente López Obrador con las cuales se logró frenar por ahora las medidas anunciadas por Trump.

El Presidente López Obrador correspondió a esos apoyos con un mitin-celebración este sábado en Tijuana por la unidad, defensa de la dignidad de México y a favor de la amistad con el pueblo de los Estados Unidos.

En realidad, se vio obligado a dar un giro a su política de migración, y por ahora, parece estar lejos del área de influencia de George Soros y de los demócratas.

La tríada pierde un soporte

La fotografía es una oda al juarismo, posan juntos: Patricia Mercado, Olga Sánchez Cordero, Santiago Nieto Castillo, Alejandro Encinas Rodríguez, Maria de los Ángeles Moreno (+), Roberto Blancarte, Candelaria Ochoa, Martha Tagle Martínez y otros más. Fue tomada el 21 de marzo de 2018. Ellos son integrantes de la organización República Laica. (ilsb.org.mx/comunicado-republica-laica/)

Ahí participan organizaciones como Afluentes S.C., Católicas por el Derecho a Decidir A.C., Cátedra Extraordinaria “Benito Juárez” sobre Laicidad de la UNAM, Foro Cívico México Laico A.C. Foro Intereclesiástico Mexicano A.C., Iglesia de Scientology, Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir y otros.

Personalidades como Alberto Athié Gallo, Alejandro Encinas, actual subsecretario de Gobernación; Bernardo Barranco, analista en temas religiosos, colaborador de La Jornada; Clara Jusidman, Cuauhtémoc Cárdenas, Fernando Belaunzarán, perredista; Francisco Martín Moreno, escritor; Gabriela Delgado Ballesteros, Manuel Jiménez Guzmán, presidente de Laica Internacional y soberano gran comendador del Supremo Consejo de México del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Martha Lucía Micher, Martha Tagle, Patricia Mercado Castro, Roberto Blancarte Pimentel, analista en temas religiosos y Santiago Nieto Castillo, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera y otros más.

Este es el núcleo de un grupo actuante en Morena, Movimiento Ciudadano, el gobierno de López Obrador aliados a un grupo de la masonería dirigida por Manuel Jiménez Guzmán y a la asociación religiosa Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad. La Luz del Mundo buscan confrontar a la Iglesia Católica e imponer la llamada ideología de género.

Desde la llegada de López Obrador, la Luz del Mundo y República Laica han asumido conjuntamente posiciones contrarias al gobierno de López Obrador.

MC le organiza homenajes

La Luz del Mundo fue alentada y respaldada en su fundación por los jacobinos en los años 30, como parte del enfrentamiento con el catolicismo; corporativamente sellaron una alianza con el PRI partido al cual respaldaron con votos de su feligresía. Al declive del tricolor usaron la misma táctica clientelar con otros partidos.

Si con alguien ha crecido su influencia política ha sido con Movimiento Ciudadano, bajo el liderazgo del actual gobernador, Enrique Alfaro Ramírez.

Uno de los artífices de esta relación ha sido el ex priísta Salvador Caro Cabrera, quien fundó en 2011 la Asociación Nueva Política, al frente de la cual colocó a Kehila Abigail Kú Escalante, militante de la Luz del Mundo y fue ella la responsable de la casa de enlace del propio Caro Cabrera cuando éste fue diputado federal en 2012-2015.

Caro Cabrera es actualmente el coordinador de la fracción de MC en el Congreso local.

Kú Escalante fue diputada local de 2015 a 2018 por Movimiento Ciudadano y actualmente es diputada federal por ese partido.

Ella junto con el diputado federal independiente Emmanuel Reyes Carmona y el senador del PVEM, Rogelio Israel Zamora Guzmán (ambos militantes de la Luz del Mundo) fueron los promotores del homenaje que se le rindió a Naasón Joaquín García el 15 de mayo en Bellas Artes, así como de los reconocimientos que posteriormente se le entregaron con el apoyo de legisladores de varios partidos.

Uno de esos reconocimientos fue firmado por 18 diputados federales por Jalisco.

Dentro del entramado para justificar el uso del Palacio de Bellas Artes, se dijo que el homenaje había sido organizado por la Asociación de Profesionistas y Empresarios (APEM), la cual preside Rogelio Zamora Barradas, ex diputado federal.

En realidad, se trata de un asunto familiar. Zamora Barradas es suegro de Naasón Joaquín García, pues está casado con su hija Alma, por lo tanto, el senador del PVEM que pidió oficialmente el Palacio de Bellas Artes, es cuñado del detenido en California.

La Asociación de Profesionistas y Empresarios de México (APEM), ha emprendido en los últimos meses una serie de actividades orientadas a la defensa y consolidación del Estado laico, creado tras la promulgación de las Leyes de Reforma por Benito Juárez y los liberales de su tiempo.

Con tal fin, han realizado foros en los congresos locales de Chiapas, de Jalisco, con el diputado Jonadab Martínez; de Oaxaca; en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y en el Senado de la República, organizado por Zamora Guzmán.

Los expositores han sido integrantes de República Laica, como la directora de la revista Siempre!, la priísta Beatriz Pagés Rebollar.

En el ayuntamiento de Guadalajara, presidido por el emecista Ismael del Toro, el Cabildo había aprobado el 16 de mayo -un día después del homenaje en Bellas Artes- entregar una medalla al Doctor Honoris Causa, Naasón Joaquín García, “por su destacada labor humanitaria y altruista” en el municipio de Guadalajara.

Pero como el Doctor Honoris Causa fue detenido en Los Ángeles acusado de 26 delitos sexuales, pues lo cancelaron.

Quizá será para mejor ocasión.



Más información

Mochila Política 79 - Junio 2, 2019 - Año 3 - Elecciones: las mismas prácticas priístas

Por Héctor Moreno

El reacomodo de factores de poder con Morena, la aplicación de las viejas prácticas corporativas y el hastío de la gente definieron las primeras elecciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En pocas palabras, fue más de lo mismo, las mismas prácticas antidemocráticas del viejo régimen priista. Morena, ni como corriente, ni como partido está impulsando una nueva cultura democrática.

La popularidad y las acciones del gobierno del Presidente

Andrés Manuel López Obrador no alcanzaron para lograr triunfos inobjetables, debieron aliarse y comportarse como en el viejo régimen tricolor.

El traslado del apoyo de factores de poder a Morena durante las últimas semanas manda señales claras de un entendimiento con el régimen de Andrés Manuel López Obrador.

En Baja California, además del grupo del ex gobernador priísta, Xicoténcatl Leyva Mortera -con lazos públicos hacia el clan de los Arellano Félix – en los últimos días se sumó al candidato de Morena el sinaloense Jesús Vizcarra Calderón, propietario de la empresa SuKarne, el mayor productor del país, y quien públicamente ha sido señalado como compadre de Ismael El Mayo Zambada, jefe del llamado Cártel de Sinaloa.

En Puebla, la alianza de Morena con el viejo priísmo se tejió desde la elección del gobernador interino y se afinó al revivir el caso judicial en contra del ex gobernador Mario Marín. Con ello se dejó en claro con qué priístas no era la alianza.

Los grupos corporativos del priísmo operaron la elección de este domingo a favor de Morena.

Pero quizá el rasgo más preocupante del proceso de este domingo es la baja participación pues ello es una muestra del hastío de la gente, pero esos niveles abren la puerta al autoritarismo y a las dictaduras.

Si las tendencias se mantienen, cuantitativamente habría un avance de Morena al haber sumado dos gubernaturas, pero las primeras cifras conocidas señalan que a nivel municipal y congresos locales los avances fueron para el PAN.

Hasta esta noche, el PAN ratificaba el triunfo en la capital Aguascalientes; recuperaba Durango y aventajaban en Mexicali; en Puebla ganaban la zona conurbada a la capital y en algunos distritos el albiazul registraba una ventaja de 4 a 1.

Aunque muy lejano en números a Morena, el albiazul queda como la segunda fuerza electoral en el país.

Al haberse trasladado los factores de poder a Morena, el PRI casi queda borrado como una opción electoral en el país.

Bajo esas condiciones, el tricolor podrá sobrevivir solo si llega a un acuerdo con el régimen de López Obrador y en esa ruta parece enfilarse el gobernador de Campeche, Alejandro Alito Moreno.

Al interior de Morena los resultados también podrían influir en un reacomodo, pues la popularidad presidencial se reflejó en triunfos diferenciados, no arrolladores y ante ello, las pugnas podrían intensificarse con miras al relevo de la dirigencia en noviembre próximo.



Más información

Mochila Política 78 - Mayo 27, 2019 - Año 3 - Sánchez gana, Casado se salva y Vox y Podemos se desinflan.

Por Luis Losada Pescador

El partido socialista ha ganado las elecciones del 26 de mayo. Ha ganado las europeas en España frente a una victoria de los populares en el europarlamento. Frente a la crisis de la socialdemocracia en toda Europa, España se convierte en el único país con dominio socialista. “Un honor y una responsabilidad”, dice el presidente en funciones, Pedro Sánchez.

Gana también las elecciones autonómicas y la mayoría de los ayuntamientos, aunque es probable

que no gobierne en muchas por los pactos de PP, Ciudadanos y Vox. Pero lo que parece evidente es que el PSOE ha conseguido convencer de ser el voto útil de la izquierda en detrimento de Podemos. Las guerras cainitas en la extrema izquierda hicieron el resto…. La crisis de Podemos es quizás de lo más significativo de este 26M. Regresa a su sitio natural: la marginalidad de Izquierda Unida.

Su marca en el Ayuntamiento de Madrid gana las elecciones, pero pierde el gobierno. Lo mismo ocurre probablemente en Barcelona. Sólo salva los muebles en Cádiz. Y el brutal rejonazo hace que el ministerio aspiracional del “Coletas” sea más duda que antes de la apertura de las urnas. Llamativo que la pareja Ceaucescu de Galapagar no haya comparecido en esta noche electoral.

Por su parte, Ciudadanos sube de manera clara, pero no logra su gran objetivo de hacer el “sorpasso” al PP. Ahora los “naranjitos” tendrán que decidir si mantienen la estrategia de pretender sustituir al PP u optan por el juego a varias bandas. Sánchez trata de empujar reclamando el levantamiento del cordón sanitario al que ha sido sometido. Veremos. Aunque parece probable que en Castilla y León, por ejemplo, opten por apoyar a PSOE por ser la lista más votada… y porque el dirigente de Ciudadanos es un ex PP que no mantiene muy buena relación con sus ex compañeros.

Y una vez levantado el cordón sanitario al PSOE -probable- es posible que guiñen con apoyar a Gabilondo (PSOE) en la Comunidad de Madrid. Todo para hacer una “negociación pack” en la que además de apoyar al PP rasquen algo de poder. Por ejemplo, sólo es especulación: la alcaldía de Madrid para mi y la Comunidad para ti. ¿O quizás gobierno de coalición? Ayuso no lo descarta.

Pablo Casado salva los muebles. Puede salvar la Comunidad de Madrid y recuperar el Ayuntamiento de Madrid. El mensaje de “voto útil” ha sido menos eficaz que el del PSOE en la izquierda, pero ha funcionado: “somos el original, aunque otros traten de cantar en el karaoke nuestros mejores éxitos”. Si alguien tenía preparado el cuchillo, habrá que tenido que guardarlo. Más bien los populares han tenido que improvisar un escenario para la celebración. El resultado fue mejor de lo esperado y el entusiasmo es palpable.

Parte de esa estrategia de aglutinar votos ha tenido una clara víctima: Vox. Pasa de 2,7 millones de votos el 28 de abril a 1,4 en estas europeas, las elecciones en las que supuestamente la gente vota con más libertad, menos cálculo y menos complejo. Exactamente la mitad… Parecido resultado en ayuntamientos y comunidades. Aún así, entra en las instituciones, y en varias de ellas será llave. No hay duda de que apoyarán al PP en el Ayuntamiento y Comunidad de Madrid. Pero ya avisan: no renunciarán a la dignidad. No permitirán ser apestados. Exigirán negociación a tres entre PP, Ciudadanos y Vox.

Sánchez trata de incomodar a Ciudadanos: “Si el PP gobierna será porque ellos y Ciudadanos negocian con la extrema derecha”. Está por ver lo que afecta a Ciudadanos y si Vox mantiene el órdago.

Por último: Puigdemont arrasa a ERC en las europeas y los secesionistas suman el 50% del electorado. Si alguien pensaba que el dolor de muelas estaba remitiendo, se equivocó. En resumen: Sánchez revalida su victoria del 28 de abril, con cierto contrapeso local, con menos hipotecas Podemos, pero con el mismo lastre que antes: Cataluña



Más información

Mochila Política 77 - 24 de mayo de 2019 - Año 3 - Cumple AMLO su promesa: el pacto de impunidad

Por Héctor Moreno

A 26 años del asesinato del Cardenal Posadas

Finalmente, los actos de impunidad del priismo son procesados judicialmente… en el extranjero.

No en México, no en el gobierno que ha cumplido cabalmente sus promesas, de las cuales, una fue mantener la impunidad de los delitos cometidos por figuras priistas del viejo régimen.

En una entrevista de Andrés Manuel López Obrador con el director general del Grupo Cantón, Miguel Cantón Zetina el 24 de enero de

2018 y publicada en el diario Tabasco Hoy, se hizo referencia al tema:

Para unir al país y gobernar en armonía, ¿estaría dispuesto a perdonar y fumar la pipa de la paz con Carlos Salinas y Enrique Peña, entre otros políticos, incluyendo a algunos empresarios?

-Sí. No es mi fuerte la venganza. Lo que importa es sacar adelante a México, eso es lo más importante, y pensar hacia adelante. No odio, no podría vivir con odios, soy muy feliz. Yo no odio a nadie, y vamos a poder entendernos con todos, con las nuevas reglas, ¿cuáles son las nuevas reglas? Cero corrupción y cero impunidad, y en adelante no va a haber corrupción, impunidad, no va a haber persecución, no va a usarse el Poder Ejecutivo en este caso, no se dará instrucción desde la Presidencia de la República de perseguir a nadie por cuestiones de índole política, no vamos a optar por las venganzas. No voy a necesitar legitimarme con medidas espectaculares, -cuando un Presidente no tiene el respaldo del pueblo, tiene que actuar de forma espectacular, tiene que buscar con golpes publicitarios ganar legitimidad-. Yo no voy a tener necesidad de eso. Ponerme a ver desde el primer día cómo meter a la cárcel a personajes de la mafia del poder, no. No va a ser así, no necesitamos eso.

López Obrador ha estado manejando un doble discurso. Por un lado, ha hecho del neoliberalismo el enemigo culpable de todos los males que aquejan al país, desde la pobreza, la violencia y hasta los divorcios en los últimos 36 años. No son meras ocurrencias, esos postulados están contemplados en su Plan Nacional de Desarrollo.

Dentro de ese periodo se ubica el crecimiento, consolidación y expansión de los grupos de delincuencia organizada bajo el amparo de protección política.

Pero, por el otro lado, López Obrador ha sido congruente en no emprender acciones de justicia en contra de los causantes de esos males que arrastra el país y que reiteradamente señala en sus discursos.

Ha evidenciado su interés de generar clientela electoral con ese tema, de ahí que haya pospuesto la “consulta popular” prevista para el 21 de marzo pasado para enjuiciar a los expresidentes por corrupción hasta que el Congreso modifique la Ley para que la consulta se realice el mismo día de los procesos electorales.

Con esos antecedentes puede entenderse el mutis presidencial ante algunos hechos recientes donde se han visto involucradas figuras del viejo régimen priísta:

Está el caso de Juan Manuel “El Mono” Muñoz Luévano, presunto operador de los Zetas en Coahuila, y quien acaba de declararse culpable de lavado de dinero y pasó a ser informante del Gobierno de Estados Unidos. Puede ser clave para desenmascarar el origen de la corrupción y fortuna del exgobernador priista Humberto Moreira, del PRI.

Durante la campaña electoral de 2018, Moreira y López Obrador hicieron alianza en algunos temas.

La reciente inclusión del exgobernador priista de Nayarit, Roberto Sandoval en la “lista negra” del Departamento de Estado por formar parte del llamado Cártel de Jalisco Nueva Generación ha pasado desapercibida para el nuevo gobierno.

Otro proceso en curso en Estados Unidos ha sido el de Keith Raniere, fundador y jefe de la secta NXivm, cuya característica principal era la esclavitud sexual de mujeres. Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, líder de ese grupo en México ha sido señalado como corresponsable de los abusos.

Varias mujeres mexicanas forman parte de esa red de esclavas sexuales.

En México el ex gobernador de Veracruz, el priista Javier Duarte está encarcelado y es procesado. Bajo el gobierno del morenista Cuitláhuac García varios de los exfuncionarios vinculados directamente con Duarte han comenzado a salir de la cárcel durante las últimas semanas.

Del juicio a Joaquín “El Chapo” Guzmán en Estados Unidos no se ha desprendido una sola acción en México para detener a algún protector político de quien fue considerado el narcotraficante número uno del mundo.

Una última referencia es la sentencia de 17 años a Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo”, hijo del “Mayo” Zambada y testigo fundamental contra varios jefes del narcotráfico procesados en aquel país.

Mientras, en el país la espiral de violencia crece cada día según las mismas cifras oficiales; hay una baja significativa de decomisos y destrucción de drogas al inicio del gobierno lopezobradorista; el consumo de drogas también se ha incrementado y el gobierno ha declarado oficialmente que se acabó la guerra contra las drogas.

Pero el Presidente López Obrador ha ido más allá, el 15 de mayo propuso un acuerdo de paz “con todos”.

“¿El acuerdo de paz seria con el narco?, pregunto? un periodista que asistió? a Palacio Nacional”, reportó El Financiero:

“Acuerdo de paz con todos. Con todos es todos a portarnos bien”.

Es decir, las redes políticas de protección quedarán impunes aún y cuando hayan sido producto del mismo periodo “neoliberal” el mal que, a decir de López Obrador, hundió moral, económica, política y socialmente al país.

Lo había prometido. Lo está cumpliendo.



Más información

Mochila Política 76 - 07 mayo 2019 - Año 3 - AMLO, el espejo retrovisor y la revancha liberal

Por Héctor Moreno

Inspirarse en postulados anarquistas, jacobinos y socialistas del siglo pasado para elaborar el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2024 exhibe al Presidente Andrés Manuel López Obrador tal cual es: un priísta “revolucionario”, anclado en el espejo retrovisor del liberalismo y empecinado en llevar al país por esa ruta.

Como pocas veces se vuelve nítida la máxima: origen es destino.

En un mensaje videograbado el 1 de mayo, el Presidente López Obrador

confesó sus inspiraciones para el Plan Nacional de Desarrollo:

“Si queremos buscar sus antecedentes, este Plan Nacional de Desarrollo se inspira en el Plan del Partido Liberal de los hermanos Flores Magón que se publicó por primera vez en 1906. Es un documento extraordinario. Debe ser de lectura obligatoria, sobre todo ahora que tenemos que reeducar a muchos que fueron influenciados por el pensamiento neoliberal. Les trabajaron la mente, les lavaron el cerebro.

“Otro sería el Plan sexenal que se dio a conocer durante la campaña del Presidente Lázaro Cárdenas”, enfatizó el mandatario.

E insistió por enésima ocasión: “Por primera vez en los últimos 36 años del periodo neoliberal o neoporfirista se presenta un plan que no se ajusta a los dictados de los organismos financieros internacionales y de los gobierno extranjeros”.

(Aquí puedes ver ese mensaje: www.youtube.com/watch?v=X63yrdXYPTM )


Anarquistas y jacobinos

El Partido Liberal, expresión anarquista de los hermanos Ricardo, Enrique y Jesús Flores Magón -admiradores y seguidores de Benito Juárez y Sebastián Lerdo de Tejada – se distinguían por su jacobinismo; por proponer reivindicaciones sociales de corto plazo a trabajadores y campesinos y usaban un lenguaje cargado de simbolismos mesiánicos.

En su Plan, lanzado de San Luis Missouri, Estados Unidos los hermanos Flores Magón el 1 de julio de 1906, convocaron:

“Pensad, mexicanos, en lo que significa para la patria la realizacio?n de este Programa que hoy levanta el Partido Liberal como un pendo?n fulgurante para llamaros a? una lucha santa por la libertad y la justicia, para guiar vuestros pasos por el camino de la redencio?n, para sen?alaros la meta luminosa que pode?is alcanzar con so?lo que os decida?is a? unir vuestros esfuerzos para dejar de ser esclavos.

“El Programa, sin duda, no es perfecto: no hay obra humana que lo sea; pero es bene?fico, y para las circunstancias actuales de nuestro pai?s es salvador. Es la encarnacio?n de muchas nobles aspiraciones, el remedio de muchos males, el correctivo de muchas injusticias, el te?rmino de muchas infamias.

“Es una transformacio?n radical: todo un mundo de opresiones, corrupciones, de cri?menes que desaparecen, para dar paso a? otro mundo ma?s libre, ma?s honrado, ma?s justo”.

Definieron al enemigo: “…el clero, ese traidor impenitente, ese su?bdito de Roma y enemigo irreconciliable de las libertades patrias, en vez de tiranos a quienes servir y de quienes recibir proteccio?n, encontrara? leyes inflexibles que pondra?n coto a sus excesos y lo reducira?n a mantenerse dentro de la esfera religiosa…”

Plantearon la supresión de las escuelas regenteadas por el clero.

“La supresio?n de las escuelas del Clero es una medida que producira? al pai?s incalculables beneficios. Suprimir la escuela clerical es acabar con el foco de las divisiones y los odios entre los hijos de Me?xico; es cimentar sobre la ma?s so?lida base, para un futuro pro?ximo, la completa fraternidad de la gran familia mexicana”.

También proclamaron una revolución social para “aniquilar” el derecho de propiedad.

Cárdenas, socialismo a la mexicana

El gobierno de Lázaro Cárdenas tuvo algunas características singulares para tratar de imponer el socialismo en México:

• Concedió preeminencia a su partido por sobre las acciones del gobierno.

Su Plan sexenal de Gobierno formulado por el Comité Ejecutivo del Partido Nacional Revolucionario, no por el gobierno, y fue aprobado en la segunda convención ordinaria del PNR el 6 de diciembre de 1933 en Querétaro.

Algunos extractos del mismo en distintas materias son ilustrativos:

… Y el Gobierno, mientras se halle en manos del Partido Revolucionario, es el órgano de gestión pública a través del cual la Revolución realiza sus finalidades.

El Partido Nacional Revolucionario mantendrá contacto, por conducto de una Dirección especial, con las organizaciones regionales del Partido y las autoridades de los Estados y de los Municipios, a efecto de agrupar a las comunidades interesadas y estudiar las obras más urgentes de utilidad común que deben llevarse a cabo, escalonadas, en los seis años de este Plan.

Cada Estado formará un programa de las obras por realizar, que quedará bajo el control y continua vigilancia de los órganos del Partido y bajo la responsabilidad de los Gobiernos de los Estados y de los Ayuntamientos.

El Partido Nacional Revolucionario computará cada año las obras públicas que las comunidades se comprometan a construir.

• Corporatizó la vida social del país

Cuatro años le tomó a Cárdenas transformar el PNR en Partido de la Revolución Mexicana.

De tener una estructura integrada con partidos estatales y regionales la integró con cuatro sectores: obrero, campesino, popular y militar.

El telón de fondo para lograrlo fue la pertenencia de Cárdenas a la masonería y su apoyo a la formación de logias consideradas como irregulares por la mayori?a de las logias tradicionales jurisdiccionadas a la Gran Logia Valle de Me?xico.

En su estudio La masonería cardenista, Mari?a Eugenia Va?zquez-Semadeni explica: “La intencio?n de Ca?rdenas era favorecer la proliferacio?n de logias que le fueran leales y apoyaran sus proyectos poli?ticos. Adema?s de los miembros de los sectores magisterial, obrero y campesino, a estas logias se afiliaron la mayori?a de los empleados del gobierno, los distintos miembros de grupos cardenistas y casi todos los jo?venes que deseaban emprender una carrera poli?tica y no eran cato?licos militantes”.

Cárdenas fundo? tambie?n un gran nu?mero de logias itinerantes para los militares, de las cuales surgio? la idea de las escuelas “Hijos del Eje?rcito”, asegura el estudio.

(Para consultar: www.publicaciones.cucsh.udg.mx/grieta/pdf/grieta02/72-87.pdf )

• Aplicó un estatismo económico
“… el plan de gobierno que va a ocupar vuestra atención, es, unánimemente, la de que el Estado mexicano habrá de asumir y mantener una política reguladora de las actividades económicas de la vida nacional; es decir: franca y decididamente se declara que en el concepto mexicano revolucionario, el Estado es un agente activo de gestión y ordenación de los fenómenos vitales del país; no un mero custodio de la integridad nacional, de la paz y el orden públicos.”

• Combatió a la Iglesia e impuso la educación socialista.

Vázquez-Semadeni asegura que desde que fue candidato a la gubernatura de Michoacán, Cárdenas del Río combatió a la Iglesia, “a la cual consideraba enormemente perniciosa para la poblacio?n y el desarrollo del pai?s”, apoyado en maestros rurales.

En el Plan Sexenal se lee:

“… el Partido Nacional Revolucionario propugnará por que se lleve a cabo la reforma del artículo 3° de la Constitución Política Federal a fin de que se establezca en términos precisos el principio de que la educación primaria y la secundaria se impartirán directamente por el Estado o bajo su inmediato control y dirección, y de que, en todo caso, la educación en esos dos grados deberá basarse en las orientaciones y postulados de la doctrina socialista que la Revolución Mexicana sustenta”.

A la vez, impulsó la formación de maestros, principalmente en las normales rurales.

Con estos puntos se puede entender que la inspiración de López Obrador, su equipo y aliados, a través del documento guía de las acciones de su gobierno, se asumen como los herederos de una facción política del viejo régimen, los nacionalistas revolucionarios.

El Plan Nacional de Desarrollo no es un mero documento discursivo, es un plan político y deja poco lugar a las ocurrencias.



Más información

Mochila Política 75 - Mayo 1, 2019 - ¿Una Siria para América?

Por Diego Hernández y Héctor Moreno

¿Por qué el dictador Nicolás Maduro no ha caído? ¿Qué aconteció de fondo este 30 de abril (30A) en Caracas? ¿Por qué el presidente encargado Juan Guaidó no consiguió la adhesión que anunció de las Fuerzas Armadas?

Los acontecimientos desencadenados por Guaidó la mañana del 30A han dejado muchas preguntas sin respuesta. Sin embargo, algo sí ha quedado muy claro: el conflicto venezolano es parte de una lucha geopolítica donde se

enfrentan Rusia y Estados Unidos.

Este es un escenario que bosquejamos hace casi tres meses [Mochila Política 64 – “Venezuela, ¿en cuenta regresiva?”, 2 de febrero de 2019] cuando decíamos que el país con mayores reservas de petróleo del mundo era ya “un importante nodo de riesgo geopolítico”.

Apuntábamos que “la continuidad de la dictadura o la instauración de un nuevo gobierno que surja de las urnas ya no es solo un asunto local” y que en la evolución del conflicto “las acciones u omisiones de Rusia y Estados Unidos” tendrían un peso capital.

Esto es lo que ha quedado claro este 30A.

¿Kremlin Calling?

A las primeras horas de la mañana de este martes, Guaidó, rodeado de militares llamó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a reconocer su autoridad y convocó a los ciudadanos a “tomar las calles”. Le acompañaba el preso político Leopoldo López, liberado.

Una gran marcha había sido convocada por Guaidó para el 1 de mayo, y éste se adelantó con una jugada sorpresiva y arriesgada, cuyo éxito requería ciertas garantías. ¿Las había? Según el gobierno de los Estados Unidos, sí.

John Bolton, asesor de seguridad nacional de Donald Trump, reveló que Vladimir Padrino López, ministro de Defensa; Iván Hernández Dala, jefe de Contrainteligencia Militar; y Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia, negociaron con Guaidó la salida de Maduro del poder.

Elliott Abrams, enviado especial de Trump para Venezuela, detalló que el acercamiento entre Guaidó y los funcionarios fue “parte de un proceso” de dos meses que concluyó con el compromiso de lealtad al interino a cambio de retener temporalmente sus posiciones. “No cumplieron y han apagado sus celulares”, dijo.

Mike Pompeo, jefe de Departamento de Estado, aseguró que Maduro “tenía un avión en la pista, estaba listo para irse esa mañana, y los rusos le dijeron que debería quedarse”. Vladimir Putin lo instó a permanecer en Caracas.

Solo al anochecer, Maduro negó la veracidad de lo dicho por los estadounidenses. Un día después, Maria Zakharova, vocero del ministerio de Asuntos Exteriores ruso, dijo que las declaraciones eran falsas, parte de una “guerra de información”.

¿Una Siria para América?

Evidentemente hay una guerra de información. Sin embargo, es un hecho que Maduro no apareció ni dijo nada a lo largo de la crítica jornada del martes. Es un hecho que solo Diosdado Cabello, mandamás de la Asamblea Nacional Constituyente y jefe del Cartel de los Soles, se movía abiertamente.

Hubo otro hecho extraño, revelado por el periodista venezolano Sergio Contreras: a las 07:22 horas de Venezuela despegó de Moscú un lujoso jet Bombardier Global Express, matrícula TC-TSR, que aterrizó a las 20:04 horas en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

Estuvo solo una hora y nueve minutos en el local. Luego, partió para Punta Cana, República Dominicana. ¿A quién o qué transportó? ¿Era la nave enviada para retirar al narcodictador? ¿Hubo en camino una contraorden?

Como sea, los intereses económicos y políticos de Rusia en Venezuela son robustos. Desde 2009 invirtieron 9 mil millones de dólares en Petróleos de Venezuela (PDVSA). A cambio, Maduro le abrió con amplias garantías el país: petróleo, oro, diamantes, y un enclave privilegiado para el tráfico de armas.

La apuesta de Putin por Venezuela se enmarca, además, en el proyecto eurasiano - nacionalista, bolchevique y tradicionalista - de Aleksandr Dugin, su principal ideólogo, para quién es indispensable tener un pie en América, y ese “pie” no puede estar fincado en una isla.

En esta pretensión cuenta con la colaboración pragmática de China e Irán, sus socios en la incursión a Siria. Venezuela puede convertirse según algunos analistas en una “Siria latinoamericana”. Como es público, ya hay en territorio venezolano soldados rusos a cargo del general Vasilii Petrovich Tonkoshkurov y terroristas iraníes del Hezbollah.


Hoy Venezuela es una colonia de Cuba

Para comprender la complejidad del dialogo con los generales y por qué el apoyo militar a Guaidó no se consolidó durante las primeras horas del martes 30, se debe considerar el factor “Cuba”, como ya lo dijimos aquí [Mochila Política 66. Venezuela: una dictadura lucrativa, 13 de febrero de 2019 ].

Julio Borges, representante de Guaidó ante el Grupo de Lima, tiene un análisis muy preciso al respecto. Conversé con él el pasado 5 de abril en Bogotá y fue tajante: “Hoy Venezuela es una colonia de Cuba”.

“Los agentes cubanos tienen dominio total sobre funciones estratégicas en las fuerzas armadas, en los aparatos de represión, en los mecanismos de inteligencia y sobre toda la estructura dictatorial”, explicó.

Un informe presentado el año pasado por Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), reveló que hay unos 22 mil agentes castristas en órganos estratégicos.

Juegan un papel fundamental para evitar deserciones: premian delatores y siembran terror. En el último año abortaron siete intentos de rebelión militar, y, según el Foro Penal, ya hay más de 300 oficiales presos. El teniente retirado José Antonio Colina estima que la adhesión a Guaidó a lo largo del 30A osciló entre los 700 y 800 militares; ninguno del más alto grado.

Si escuchamos la narrativa de Maduro sobre los acontecimientos se percibe nítidamente que hubo un desmontaje progresivo de esa adhesión conforme pasaron las horas. Es probable que se les haya ofrecido el perdón a cambio de que se dijeran “engañados”. La operación fue articulada por los cubanos.

Si Maduro cae, Cuba cae

“Tenemos que entender que el factor Cuba es determinante. Mire, con todo y la crisis que estamos viviendo, Maduro manda a la dictadura cubana entre 40 y 50 mil barriles de petróleo diarios, los mandó ayer, los manda hoy, los mandará mañana, y no paga por eso”, detalla Borges.

Durante el auge petrolero, el chavismo llegó a suministrar alrededor de 90 mil barriles de crudo a la isla, aproximadamente 9 mil millones de dólares anuales; la producción ha declinado más de 60% los envíos no han parado.

El subsidio venezolano representa entre 12 y 14% del producto interno bruto de la isla. “Cuba vive, en parte, de los recursos de Venezuela, si Maduro cae, Cuba se va a colapsar, eso es lo que significa el cierre al grifo”, advierte. ¿Lo aceptará Putin?

¿Callejón sin salida?

El 1 de mayo los venezolanos llenaron de nuevo las calles. Guaidó anunció un paro escalonado hasta que todo el país se sume. Y Trump aseguró que si los cubanos no salen de Venezuela ordenará un bloqueo total a la isla. Según Pompeo la incursión militar es una opción no descartada.

Maduro no tocó a Guaidó. De forma inusual, instituyó una comisión para investigar los hechos, no quiere convertirse en blanco perfecto tornando víctima al adversario. Gana tiempo. Habrá una pantomima judicial.

Dio el perdón a la tropa levantada, dimitió al jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia, y nombró a Gustavo González López, un hombre de Diosdado Cabello. Rusia, a través del canciller Serguéi Lavrov advirtió que no tolerará una “injerencia” estadounidense en los asuntos de Venezuela.

Tanto la OEA, el Grupo de Lima y el Grupo de Contacto, encabezados por los europeos, parecen estar a la expectativa de los movimientos de Trump y Putin.

La expectativa recae también en qué posición asumirá ahora el español Pedro Sánchez, en cuya embajada se refugió Leopoldo López. El mexicano López Obrador, que pretendía ser “mediador”, al parecer, no se mueve.

La narrativa de lo sucedido en el fondo del 30A la dieron los estadounidenses y los rusos. Aún y cuando estuvieran enterados, ni Maduro ni Guaidó hubieran podido sostenerla públicamente.

Hoy por hoy, Venezuela puede ser el gatillo de un conflicto de proporciones globales, y los dos grandes jugadores lo saben. Desgraciadamente, la palabra final no parece estar, como se mostró el 30A, ni en Guaidó, ni en Maduro, ni en el pueblo venezolano.

Lo que Trump y Putin hagan o dejen de hacer tendrá un peso capital para la resolución de este conflicto que toma ya contornos que no se veían en Latinoamérica desde 1962, con la crisis de los misiles.



Más información

Mochila Política 74 - Abril 28, 2019 - Año 2 - Estamos peor que ayer - Resultados Elecciones en España



PSOE puede gobernar con Podemos; PP obtiene el peor resultado de su historia, Ciudadanos y los nacionalistas crecen y Vox obtiene menos de lo esperado
Por Luis Losada Pescador

El 28A se salda con el peor resultado posible. El PSOE afianza su hegemonía de la izquierda con 123 escaños, el 28,7% del electorado. Los comunistas de Podemos pierde 29 pero mantiene 42, “suficientes” para pactar un gobierno de coalición de izquierdas. No suman los 176 requeridos, pero basta con que en

segunda vuelta obtengan más síes que noes.

Otra alternativa sería el pacto con Ciudadanos, sumando 180 diputados de mayoría absoluta. El PSOE no lo descarta. “Sin cordones sanitarios”, dice Sánchez. Pero su gente, la que se congregaba frente a su sede de Ferraz lo tiene claro: “Con Rivera, no”. ¿El resultado final? Tras las autonómicas y locales del mes que viene y los intercambios correspondientes. Paciencia.

Además, los nacionalistas catalanes pasan de 17 a 23 escaños. ERC sube de 9 a 15, pero Junts per Catalunya también aguanta con 7. El victimismo de la cárcel y el juicio al “procés” tiene réditos. Tampoco les ha ido mal a los nacionalistas vascos. Los proetarras de Bildu pasan de 2 a 4 y los “moderados” del PNV ganan uno y se sitúan en 6.

Enfrente, el derrumbe. El PP se desinfla hasta 66 diputados, “muy mal resultado”, reconoce Pablo Casado. El peor de la historia popular. En Barcelona sólo consigue un diputado, el de Cayetana Álvarez de Toledo. En el País Vasco desaparece. Javier Maroto, jefe de campaña, pierde su escaño… El PP sólo gana en Ávila, Salamanca, Lugo y Orense.

Vox, que esperaba alcanzar un mínimo de 15% se queda en el 10,26% lo que le da 24 diputados. La “fiesta” de Colón se convirtió en funeral. Caras tristes y banderas sin ondear. El resultado siempre es igual al resultado real menos las expectativas y estas últimas estaban infladísimas.

Su secretario general, Javier Ortega Smith quiso animar el ambiente con slogans de campaña. Lo consiguió. Posteriormente, Abascal lanzó varios mensajes: “Hoy estamos peor que ayer, pero por eso somos más necesarios que ayer”. Advertencia al PP: “La única responsabilidad la tienen los que tuvieron 186 escaños y no fueron capaces de oponerse a la izquierda”. No. No parece que haya integración PP-Vox. Lo que parece más seguro es una ‘guerra civil’ en el PP y un desinfle de las expectativas de Vox en las locales, autonómicas y europeas.

Y una tercera advertencia: “Ninguna mayoría habilita para una reforma constitucional que permita un referéndum”. Una venda antes de una herida probable tras el crecimiento de los nacionalistas y la irresponsabilidad de las izquierdas.

¿Qué ha pasado? En mi opinión, la fuerte movilización de Vox ha provocado la movilización paralela de la izquierda, tradicionalmente más absentista. Un crecimiento del 9% en la participación ha beneficiado más a las izquierdas que a las derechas. La polarización del voto ha forzado el tablero a la izquierda. “Que vienen los fachas” de Sánchez ha sido mucho más eficaz que el “que vienen los rojos” de Rajoy.

Pero además, vivimos en una sociedad ‘izquierdizada’ durante 40 años por un sistema hegemónico político y mediático. Una sociedad ‘fofa’ que ‘premia’ el discurso de Rivera de que la eutanasia y los vientres de alquiler son “modernos”. Los “viernes sociales” han encantado a una sociedad socialdemocratizada ajena al peso de la deuda y su financiación.

Vencer a los socialdemócratas de todos los partidos y a las fuerzas segregadoras exige de una enorme pedagogía: participación en tertulias, creación de series, impulso de medios, etc. Una batalla cultural de medio plazo que exige coraje, dedicación, inteligencia y audacia. Zamora no se ganó en una hora.



Más información

Mochila Política 73 - Abril 26, 2019 - Año 2 - Sorpresas y “sorpassos” electorales en España

Mochila Política 73
Abril 26, 2019
Año 2

Sorpresas y “sorpassos” electorales en España
Ni Sánchez es tan guapo ni Abascal tan odiado

Por Luis Losada Pescador

A 48 horas de las urnas hay tensión. Sánchez ha movilizado tierra, mar y aire para asegurarse la continuidad. A los sindicatos les ha adelantado una subvención de 9 millones de euros. A los separatistas les ha asegurado el control del poder judicial para amarrar la impunidad, que es lo que de verdad les

importa.

Todavía más, porque hoy nos enteramos que el Constitucional resuelve 10 años más tarde el recurso del PP contra la Ley de Educación catalana y básicamente sigue dejando a los pies de los caballos a los profesores castellanoparlantes y a las familias que quieren que sus hijos sean educados en español. ¡Toma garantía de los derechos constitucionales!

Además, Sánchez, el “Guapo” ha desplegado una intensa acción mediática y de relaciones públicas. El Financial Times editorializa hoy que su moderación merece crédito. Y El País le presta su portada para que pueda advertir del riesgo de la llamada “ultraderecha” y movilice a los suyos. “Nadie pensó que Trump fuera a ser presidente de los Estados Unidos”, afirma Sánchez. ¿Profeta? Otro si: ¿Ha sido mala la experiencia de tener un presidente maleducado y odiado por el “establishment” pero que ha logrado la mayor tasa de colocación de la historia?

Por su parte, Casado se la juega. Un mal resultado desencadenaría unas fuerzas internas que tratarían de aniquilarle. Por eso el ABC le dedica su portada y se “vende” como la derecha moderna y moderada. También Rivera se lo juega todo. El Mundo le regala su portada en la que vende un plan a 10 años para españolizar Cataluña. En realidad es su único producto, aunque sabe que los “verdes” le han adelantado de calle.

“Vender” la maternidad subrogada y la eutanasia como moderno, además de obedecer al Nuevo Orden Mundial, no tiene venta. Menos entre mujeres y mayores. El Ibex que le apoyó ya tiene a Arrimadas de recambio. Si hay “sorpasso” verde -muy probable- Rivera tendrá tiempo para ordenar su vida privada.

Los marqueses de Galapagar también saben que un mal resultado acrecentaría aún más las actuales tensiones internas. El “macho alfa” es hoy un gatito moderado, dispuesto a ser el bedel del PSOE. ¿Su futuro? El tradicional de Izquierda Unida: la marginalidad.

Lo que están más tranquilos son aquellos de los que nadie habla en los medios, pero que revientan las redes y los lugares más amplios: Vox. Los rastreos en internet les dan un 40% más de apoyos que Podemos en sus mejores tiempos. ¿Y eso por qué? Porque dicen en los mítines lo que la gente dice en los chats de WhatsAap. A saber: que es una vergüenza que los delincuentes no resinsertados salgan a la calle y vuelvan a violar, que es necesaria la prisión permanente revisable, que las fronteras hay que protegerlas, que los policías y guardías civiles están hartos de las otras puertas giratorias: las de los quinquis que según entran en comisaría, salen a volver a delinquir.

Que no tiene sentido que alguien se defienda de unos atracadores y tenga que sufrir un calvario judicial por evitar que violen a su mujer. Que no es razonable que miremos para otro lado cuando las mafias de inmigrantes nos traen a miles de subsaharianos de dificilísima integración. Que mi primo que está en paro está a punto de que le desahucien, pero no le dan ayuda de comedor porque los cupos se acabaron con esos inmigrantes de difícil integración.

Que el autónomo y el pequeño empresario está harto de madrugar y pelearse por el mercado para que llegue la maquinaria administrativa y le empiece a exigir el manual de riesgos laborales, el sistema antincendios de su pequeña frutería, las retenciones de IRPF y un sinfín de exigencias legales cuyo resultado es que termina trabajando hasta julio para esa maquinaria.

Que el obrero está harto de cobrar sueldos precarios porque la Seguridad Social se lleva más de un tercio de su esfuerzo. Que los sindicatos están en Telefónica y en la consejería de Educación, pero no en el bar o en el taller donde el derecho laboral es una cosa de ricos.

La diferencia entre la realidad que viven la mayoría de los españoles y la dibujada por el sistema político, partidista y mediático es tan abismal que han terminado crujiendo las costuras. Y eso es lo que va a pasar este domingo. Que por fin, tras 40 años de mirar para otro lado y pretender una realidad inexistente, la España real dirá “basta”. Un “basta” irreversible si los “verdes” son capaces de digerir el éxito y ponerlo en valor.

Esta es la ilusión de algunos y el miedo de los establecidos, incluídos los marqueses de Galapagar…



Más información

Mochila Política 72 - Abril 25, 2019 - Año 2 - La reforma educativa: revancha jacobinista

Por Héctor Moreno

El grupo del Presidente López Obrador insiste en ver hacia el pasado y festejar sus avances como revanchas históricas.

Ahora fue con la aprobación de la reforma educativa, lograda por una alianza con el PRI y otras fracciones, excepto el PAN.

La reforma es una concesión a una corriente política del viejo sistema priísta, enmascarada en disidencia magisterial, violenta e ideologizada: la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cuya

fuerza principal radica en Oaxaca y donde su mayor época de auge proviene del sexenio del gobernador José Murat Casab.

A ellos dedicó el coordinador de la fracción de Morena, Mario Delgado Carrillo la nueva reforma educativa.

“Es una reforma excepcional para ellos”, exclamó en su intervención el ex colaborador de Marcelo Ebrard tras la aprobación de la reforma.

Es un logro histórico que honra a los caídos y perseguidos en la lucha del magisterio, se les restituirá por la vía constitucional, les dijo a sus aliados de la CNTE.

Hizo un reconocimiento al movimiento magisterial, “allá afuera y aquí; a su lucha, a su resistencia, a su compromiso por defender sus derechos”.

Y se comprometió: “No les vamos a fallar”.

Delgado Carrillo asomó también la inspiración ideológica de su grupo para lograr esta reforma educativa.

Hizo alusión al constituyente de 1917, al michoacano, Francisco José Múgica, quien en las discusiones de ese entonces sobre la discusión del artículo tercero constitucional, dijo que se trataba del momento más grande, “porque se discutía el futuro de la patria”.

Y Delgado fue por la revancha histórica:

“102 años después, llegamos al momento más grande de esta Legislatura.
Ahora la lucha es contra la exclusión y el abandono. Es el momento de los valientes patriotas y no de los pusilánimes conservadores”.

Al ser citado como inspiración por el líder de la mayoría en la Cámara de Diputados es interesante recordar a Múgica como un radical de izquierda, anticlerical y extremista.

Las palabras de Múgica -referidas por Mario Delgado – fueron expresadas en su intervención del 13 de diciembre de 1916 en Querétaro durante las sesiones del Constituyente.

Algunos extractos de esa intervención retratan de cuerpo entero al personaje:

“Estamos en el momento más solemne de la Revolución. Efectivamente, señores… ningún momento, señores, de los que la Revolución ha pasado, ha sido tan grande, tan palpitante, tan solemne como el momento en que el Congreso Constituyente, aquí reunido, trata de discutir el artículo 3º de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos.”

“Veamos, señores, la faz política de esta cuestión. La enseñanza es indudablemente el medio más eficaz para que los que la imparten se pongan en contacto con las familias, sobre todo, para que engendren, por decirlo así, las ideas fundamentales en el hombre; y, señores diputados, ¿cuáles ideas fundamentales con respecto a política puede el clero imbuir en la mente de los niños? ¿Cuáles ideas fundamentales puede el clero llevar al alma de nuestros obreros? ¿Cuáles ideas puede llevar el clero al alma de la gleba mexicana, y cuáles puede llevar al alma de los niños de nuestra clase media y clase acomodada? Las ideas más absurdas, el odio más tremendo para las instituciones democráticas, el odio más acérrimo para aquellos principios de equidad, igualdad y fraternidad, predicados por el más grande apóstol, por el primer demócrata que hubo en la ancestralidad de los tiempos, que se llamó Jesucristo.”

“… efectivamente, soy enemigo del clero, porque lo considero el más funesto y el más perverso enemigo de la patria.”

“Pero no es esto todo; el clero es el eterno rebelde; no se conforma con ser vencido una vez, quiere ser vencido siempre y está al acecho de ocasiones, está sembrando, está preparando el terreno para más tarde dar el golpe”.

Para varios historiadores y analistas, Múgica era un sucesor “natural” de Lázaro Cárdenas, pues lo consideraban no solo el más apegado a su ideología, sino incluso autor intelectual de las iniciativas de la educación socialista y de la reforma agraria impulsadas durante el sexenio 1934 - 1940.

Con esas referencias pueden cobrar mejor sentido algunos puntos aprobados en la reforma educativa de Morena y el PRI:

Los planes y programas de estudio tendrán perspectiva de género.

La educación se basará en el respeto irrestricto de la dignidad de las personas, con un enfoque de derechos humanos y de igualdad sustantiva…

La educación será de excelencia, entendida como el mejoramiento integral constante que promueve el máximo logro de aprendizaje de los educandos, para el desarrollo de su pensamiento crítico y el fortalecimiento de los lazos entre comunidad y escuela.

Reconocimiento de la educación como promotora de la integración de los distintos tipos de familia.

Reconocimiento de las maestras y los maestros como agentes de transformación social.

Todo ello, dice el dictamen, “para que se funde la nueva escuela de México”.

Y el colofón de dicha reforma lo reveló la diputada priísta, Ana Lilia Herrera: las Universidades del Bienestar Benito Juárez García (UBBJ) serán operadas sin rendir cuentas y no podrán ser fiscalizadas.

Los pactos de los grupos del viejo sistema corrupto y corruptor están más vivos que nunca.



Más información

Mochila Política 71 Año 2 Abril 15, 2018 Otra ruta clientelar e ideológica de AMLO Por Héctor Moreno

Mientras las negociaciones sobre la reforma educativa mantienen la expectativa, el Presidente López Obrador y su grupo avanzan en otra ruta clientelar y de ideologización de los jóvenes: las Universidades del Bienestar Benito Juárez García (UBBJ).

Según lo expresado por dirigentes de Morena, dicho programa cristaliza “un sueño” del Presidente López Obrador: que ningún joven se quede sin escuela.

El objetivo oficialmente planteado es permitir el acceso gratuito a la

universidad a jóvenes que viven en las zonas más pobres del país o que por distintas razones no han podido continuar sus estudios a nivel superior.

Para este año, la bancada de Morena le asignó mil millones de pesos en el Presupuesto para abrir 100 planteles en 31 entidades (Baja California Sur es la excepción), en donde, aseguran, se abrirán 32 mil espacios.

Las unidades educativas estarán en municipios cuyos números de habitantes oscile entre 15 y 45 mil habitantes, que sufran de “abandono y violencia” y se les atenderá con “un sentido comunitario”.

De las 36 carreras ofrecidas hay desde Beisbol, Música y Laudería e Ingeniería Agroalimentaria como la de mayor presencia.

Aquí se puede consultar la lista completa:
www.unionguanajuato.mx/articulo/2019/02/18/educacion/universidades-benito-juarez-lo-que-hay-que-saber

En realidad se trata de un proyecto iniciado en 2016 por Morena para ofrecer “escuelas universitarias” en municipios y entidades gobernadas por ellos, en donde los jóvenes podían ingresar sin aplicar ningún examen, en su lugar se aplicaban “valoraciones diagnósticas” antes de iniciar los cursos.

Los alumnos no pagaban cuotas y se les garantizaban todos sus materiales de estudio y prácticas de campo.

El financiamiento provenía, según Morena, de aportaciones de diputados de ese partido, aunque nunca se transparentaron ni los procesos ni los datos.

La inspiración del programa era acabar con la educación “neoliberal” y formar jóvenes más comprometidos.

El programa fracasó cuando estaba en control de Morena, pues de las 19 escuelas universitarias que abrieron, 13 no tuvieron Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE). Eran estudios sin valor, pues a quienes cursaban en estos planteles no se les podía expedir título ni cédulas profesionales.

Otros planteles cerraron o cambiaron las “carreras” que ofrecían.

Pero ahora en el poder, López Obrador y Morena simplemente lo implementaron, ampliaron el número de escuelas, le asignaron recursos del erario, pero el espíritu y el control del programa es el mismo.

Centros de ideologización

El programa busca desterrar los resultados del neoliberalismo, los principios bajo los que se organizó la educación en ese periodo, entre los cuales resalta “su delirio de conquista universal del orden del mercado en todo el mundo; la inclusión obsesiva de los términos calidad, competencia, productividad, eficiencia y certificación como obligada referencia de una inescapable educación para el mercado”.

Para Morena, la educación durante el neoliberalismo fue el eje ideológico y político en el que se sustentaría “la más radicalmente conservadora transformación del orden desde la Conquista”.

Y asumen el mismo posicionamiento de la CNTE: rechazan las evaluaciones a los docentes y a la institución.

“Los resultados de esta nueva Cruzada están a la vista: aún cuando las evaluaciones se realizan de manera forzosa y se amenaza de despido a cientos de miles de docentes, es visible el deterioro del esquema de autoridad que ejerce la Secretaría. Esta no es una autoridad moral o académica, como sería deseable, sino la simple y llana agencia que ordena y vigila”.

Para ellos, con una somera revisión de la batería de reactivos de las pruebas Pisa, Enlace han servido para desestructurar planes y programas de estudio.

Ofrecen “formar profesionales con capacidad crítica y analítica, comprometidos con su sociedad y con altos estándares éticos y de responsabilidad profesional, conforme a los valores de la humildad, austeridad, honestidad, solidaridad, atención y entrega a los más necesitados, guiados por una vocación de servicio, ideales de justicia, dignidad y equidad, y comprometidos con la causa de la democracia y la soberanía de nuestro país”.

Quien fuera la responsable de las “escuelas universitarias” de Morena ya fue designada responsable de este proyecto en el nuevo gobierno.

Raquel Sosa Elízaga de ser la Coordinadora del programa de Escuelas Universitarias A.C. del Movimiento de Regeneración Nacional pasó a ser coordinadora del programa Universidades para el Bienestar Benito Juárez García.

Ha sido cercana colaboradora de López Obrador desde hace más de una década.

Clientelismo juvenil

Una de las principales características será que los jóvenes que ingresen a estos planteles serán inscritos para dotarles la beca de Jóvenes Construyendo el Futuro, con lo cual recibirán mensualmente 2 mil 400 pesos.

De cumplirse las expectativas, unos 32 mil jóvenes tendrían estudios gratis y un subsidio mensual.

A pesar de la opacidad con que se siempre se manejó ese programa desde Morena, ahora se buscarán liquidaciones para asociaciones civiles que aseguran se formaron para los planteles que abrieron durante los casi tres años que controlaron ese programa.

Para abrir los planteles, aseguran, se constituían notarialmente asociaciones civiles y las dirigían destacados militantes de Morena (algunos de ellos hoy funcionarios federales), entre ellos Javier Jiménez Espríu, Jorge Carlos Alcocer Varela, Bertha Elena Luján Uranga y hasta Bernardo Bátiz.

A pesar de que la mayoría de las “escuelas universitarias” de Morena no tenían RVOE, ahora eso no importa, pues pasaron a ser instituciones oficiales con financiamiento público.

La centralización del programa por parte de Raquel Sosa Elízaga será completo. En los planteles solo habrá coordinadores académicos, oficinas administrativas y los profesores.

La coordinación general tendrá su sede en el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (Crefal), en Pátzcuaro, Michoacán, a 350 kilómetros de la Ciudad de México.

Ese organismo ha tenido influencia de populistas del viejo sistema priísta en momentos decisivos. Para su fundación en 1951, el ex presidente Lázaro Cárdenas donó la finca La Eréndira y en el sexenio de Luis Echeverría se modificaron sus funciones y su nombre, como aparecen en la actualidad.



Más información

Mochila Política 70 - 4 de abril de 2019 - Año 2 - AMLO y Salinas: te pareces tanto a mí…

Por Héctor Moreno

En el diseño e implementación de sus programas sociales, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se asemeja más a las prácticas y fines del viejo priísmo que a un sistema enfocado a combatir la desigualdad y promover el desarrollo.

Por la argumentación política, por el contexto y los pretendidos objetivos el proyecto social de López Obrador puede ser comparable con lo realizado por la figura de la corriente más despreciada por el Presidente: la de Carlos

Salinas de Gortari, el innombrable, principal impulsor del neoliberalismo en México.

Existen similitudes y diferencias en la implementación de sus programas, pero ambos carecen de un sentido para ir en contra de la raíz de la pobreza y sí, en cambio, se prestan a formar clientelas electorales.

Populismo neoliberal

La elección de Carlos Salinas en 1988 lo deslegitimó para llegar al poder, pues fueron tales las irregularidades que el fraude para hacerlo ganar quedó como una realidad aceptada por la mayoría de los mexicanos.

Para legitimarse en el ejercicio del Gobierno, Salinas de Gortari aceptó que con su elección se llegaba al fin de una era política y emprendió acciones para marcar una clara diferencia con todos los anteriores gobiernos del PRI.

Acabó con el modelo estatista (aceleró la venta de más de mil empresas propiedad del Gobierno); privatizó los bancos; modificó artículos sustanciales de la Constitución como el tercero, sobre la educación; el 130 sobre la libertad religiosa, con lo cual modificó las relaciones Iglesia - Estado; firmó el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

Uno de los aspectos más destacados de su sexenio fue la conformación de una nueva relación entre gobierno y sociedad con la creación del Programa Nacional de Solidaridad (Pronasol) el cual formalmente tuvo como principio el acrecentar la participación social en sus propias acciones contra la pobreza. Ello implicaba la coordinación de las autoridades de los tres niveles de gobierno. Fue el eje de la política social del salinismo.

Para ello se crearon comités de solidaridad, que eran los encargados de impulsar las obras. Ahí se decidían las obras, se delimitaban responsabilidades de los gobiernos y las comunidades; y se vigilaba la aplicación de los recursos.

Los integrantes del Comité (presidente, secretario, tesorero y varios vocales con funciones específicas) se elegían en asambleas públicas, eran los interlocutores con la autoridad para que se concretaran las obras y organizaban a la comunidad.

En el sexenio 1988-1994 se establecieron unos 180 mil comités de Solidaridad en todo el país y según datos oficiales se realizaron 523 mil obras en las comunidaddes más pobres de México. El gasto social aumentó 66 por ciento.

Un estudio de la Universidad Autónoma Metropolitana, “Política Social en México 1973-1982 y 1988-1994: Pider, Coplamar y Pronasol. Una revisión a la Ciudad de México”, realizado por Enrique Lara Elizalde en 2010, desvela el telón de fondo:

“El PRI, afirmando su concordancia con los proyectos políticos gubernamentales, modifico? su estructura organizativa. Considero? el establecimiento, dentro del partido, de la figura del “promotor del desarrollo” como elemento activo, lo que posteriormente se vendri?a a identificar, a partir de 1989, como la “concertación ciudadana” en el marco del Pronasol del gobierno de la República. El promotor de desarrollo fue el militante o dirigente prii?sta de base, que encabezaba una demanda social y que, para los fines de concertación con los diversos niveles de la administración publica, integro? grupos de trabajo comunitario. Este programa del PRI, llamado “Programa Nacional de Participación Ciudadana”, se desarrolló? primeramente en los 14 estados de la República donde Carlos Salinas estableció los primeros Convenios de Solidaridad, destacando los estados de Michoacán, México, Guerrero, Veracruz y Guanajuato”.

“Por otro lado, el Pronasol, fue un instrumento que utilizo? el gobierno de Salinas para consolidar la imagen presidencial, desmantelar las organizaciones políticas independientes, diluir el descontento social, minar a la izquierda, reestructurar e?lites prii?stas y ganar votos”.

Gracias al Pronasol, el PRI recuperó legitimidad legal, obtuvo el 61 por ciento de los votos en las elecciones federales intermedias de 1991.

Populismo de la 4ª T

Para el Presidente López Obrador su Cuarta Transformación implica una nueva era; romper con todo pasado y destruir la herencia del neoliberalismo, origen de todos los males y afecciones del país, principalmente la corrupción.

Una de sus primeras acciones fue la designación de delegados estatales únicos (súperdelegado o “virreyes”), quienes se encargarán de aplicar los programas sociales, caracterizados por la entrega directa del dinero a los beneficiarios.

Dependerán directamente del Presidente de la República a través de la oficina de Programas Integrales de Desarrollo, a cargo de Gabriel García Hernández, quien en 2018 instaló en el país comités promotores del voto para López Obrador.

Varios de los súperdelegados fueron dirigentes estatales de Morena o contendieron por las gubernaturas de sus entidades: Carlos Lomelí de Jalisco; Pablo Amílcar Sandoval de Guerrero; Delfina Gómez en el estado de México, Joaquín Díaz Mena de Yucatán, por citar algunos.

El primer fruto ya se dio, un súperdelegado renunció para contender por una gubernatura. Jaime Bonilla Valdez fue senador por unos meses y acaba de renunciar para competir por la gubernatura de Baja California en una coalición encabezada por Morena.

Bonilla Valdez se ha forjado al amparo del ex gobernador Xicoténcatl Leyva Mortera, quien fuera destituido de su cargo en el sexenio de Carlos Salinas.

Para este año, el gobierno de López Obrador destinará unos 180 mil millones de pesos en seis programas sociales prioritarios: Jóvenes Construyendo el Futuro, Pensión para el Bienestar de Adultos Mayores, Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad Permanente, Producción para el Bienestar, Microcréditos para el Bienestar y Sembrando Vida.

Sirva para ilustrar el reto: a 2.3 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan se les darán 3 mil 600 pesos mensuales como aprendices en labores productivas y proyectos oficiales, en tanto regresan a estudiar. Es un gasto estimado en 40 mil millones de peso a repartir en todo el país en los próximos nueve meses.

Todavía en su conferencia mañanera del 4 de abril, López Obrador defendió la aplicación de sus programas: “Este gobierno, como nunca se ha visto en la historia, esta? destinando recursos a favor de la gente pobre, y no podemos demostrar, pero no queremos la corrupción, ni continúe lo mismo”.

Soluciones neopopulistas
a problemas neoliberales

"Soluciones Neopopulistas a Problemas Neoliberales" fue una monografía realizada por Denise Dresser, entonces profesora del ITAM y doctora en Ciencias Políticas por la Universidad de Princeton. Lo escribió en el Centro de Estudios México Estados Unidos de la Universidad de California en San Diego.

“El éxito de los programas de combate a la pobreza no esta? determinado por la cantidad de recursos que distribuyen – si dividiéramos el gasto de Pronasol en 1990 entre los 17 millones de mexicanos que viven en la pobreza extrema, cada uno hubiera recibido una asignación directa de quince centavos de dólar- si no por su capacidad para atender las raíces de la pobreza”.

Lo que esta? mal con Pronasol es que se construye sobre y refuerza algunos de los defectos del sistema político del país. Se conduce directamente desde el bolsillo presidencial, sus beneficiarios son seleccionados con criterios políticos personalistas y partidistas y es inmune a cualquier medio democrático o control de responsabilidad.

“Las iniciativas de Pronasol se construyen sobre el perdurable atractivo de la retórica populista. Los ecos del populismo reverberan en la campaña por promover a Pronasol, porque el programa (con sus antecedentes) persigue una meta clave en la agenda populista; la creación de electorados entre los subprivilegiados urbanos y rurales”.

Treinta años después las advertencias pueden ser aplicables a los programas sociales de López Obrador, quien, como Carlos Salinas, tienen origen y formación en el viejo priísmo.



Más información

Mochila Política 69 - Año 2 - Marzo 25, 2019- Ahora, a la normalidad

Por Héctor Moreno

Pasada la novedad -marcada por los primeros 100 días-, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador asoma los primeros deslindes, enfrentamientos y presiones de las corrientes aglutinadas alrededor de su movimiento.

Frente a las circunstancias, el nuevo gobierno también ha comenzado a dar señales de un manejo diferenciado de algunos temas.

Y para mantener sus calificaciones de popularidad, el Presidente ha insistido en mantener un lenguaje de confrontación

bajo su pretendida superioridad moral.

En el tiempo, se encamina a la ruta de normalidad de cualquier gobierno en la cual podrán despejarse algunas de las dudas sobre los caminos que transitará.

Enfrentamientos

Morena es un movimiento alrededor del cual se han aglutinado grupos escindidos del viejo sistema priísta; resentidos de la izquierda, poderes fácticos y cuyos intereses comienzan a mostrarse de manera más cruda conforme se estabiliza el gobierno.

Dos casos pueden marcar la pauta: la disputa por la elección del candidato al gobierno de Puebla y las presiones por legalizar el aborto.

Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena, se alió con el priismo poblano para imponer de gobernador interino a un reconocido masón y priista. Además, la estructura del partido refrendó su apoyo a Miguel Barbosa para que repita como candidato. Y lo logró.

Ricardo Monreal, coordinador de los senadores, impulsó a su amigo el senador Alejandro Armenta a disputar la candidatura de manera abierta, al grado de impugnar ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el sesgo de la encuesta con la que se decidió designar a Barbosa.

Monreal tiene los mismos orígenes que López Obrador: la corriente del nacionalismo revolucionario dentro del PRI. Se mantuvo en ese partido hasta que Arturo Romo Gutiérrez (jefe de los llamados asesores lombardistas de la CTM en los ochenta) no lo hizo candidato a la gubernatura de Zacatecas. Monreal se fue al PRD (cuyo dirigente nacional era López Obrador) y desde ahí ganó la gubernatura.

Su trabajo discreto, sus buenas relaciones con actores de todos los partidos convirtieron a Monreal en un político eficaz, discreto y cercano a López Obrador.

Hacer del grupo de senadores un semillero de candidatos de Morena a las gubernaturas para los próximos años podría ser interpretado como una vía de Monreal para disputar la sucesión de López Obrador.

De ser así, habrá una tensión constante con la dirigencia de Morena y será una presión al manejo político del Presidente.

Presiones

Otro frente al interior de Morena y del gobierno es la coalición de los promotores de la legalización del aborto, la eutanasia y las drogas.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación y Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados han sido los principales promotores de los grupos interesados en legislar esos temas.

Bajo un contexto de polarización en el arranque del nuevo gobierno y la presión nacional e internacional de organizaciones ciudadanas, las iniciativas para legalizar el aborto han sido puestas en pausa por el coordinador de la bancada morenista, Mario Delgado.

En principio, esos temas quedaron fuera de este periodo ordinario de sesiones y propuso se revisen hasta septiembre.

Habrá que esperar si las condiciones del gobierno para entonces permiten incluir como prioritarias esas iniciativas.

En tanto, la corriente de Morena y sus aliados en Movimiento Ciudadano, PRD, PT y PES buscan ahora modificar las leyes en los congresos estatales para legalizar el aborto antes de las 12 semanas.

Sabedor de lo presionante del tema, el Presidente expresó ser dueño de su silencio cuando los periodistas le pidieron su postura al respecto; Monreal Ávila dijo que se reservaba su postura personal.

Aquí permanecerá otro punto de tensión al interior del Gobierno y de Morena, principalmente por ser la secretaria de Gobernación la principal promotora y operadora de esos temas, como ocurrió en Nuevo León hace unos días. Algunos diputados sostienen que la misma Sánchez Cordero les llamó por teléfono para pedirles su voto a favor del aborto.

Muñoz Ledo ha hecho un planteamiento más preciso: Morena deberá refrendar su mayoría legislativa federal en 2021 para realizar esos cambios legislativos.

Es decir, esos grupos trabajarán todo el sexenio para presionar por la legalización del aborto, la eutanasia y las drogas.

Rompimientos

Otra presión para el nuevo Gobierno será de la aprobación e implementación de la reforma educativa.

Durante su campaña, López Obrador prometió a la disidencia magisterial, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que derogaría completa la reforma educativa implementada en el gobierno anterior.

No quedará ni una coma, prometió Mario Delgado en septiembre pasado.

A la iniciativa original enviada por el Ejecutivo, las bancadas en la Cámara de Diputados le han hecho modificaciones numerosas y ahora que puede empezar el proceso de aprobación, la CNTE ha endurecido su posición para mantener control de plazas y privilegios económicos.

Primero bloquearon en Michoacán las vías del ferrocarril durante casi un mes y afectaron con ello la economía regional y nacional.

Ahora se han dedicado a secuestrar la sede del Congreso de la Unión para impedir las sesiones hasta en tanto no sean satisfechas sus demandas.

La disidencia tiene otra carta por jugar, pues aseguran que cuentan con 40 legisladores que votarían en el sentido que ellos se los pidan. Realmente son cuatro militantes del magisterio los legisladores, pero aseguran tener 36 aliados.

Este es un tema crucial para la gobernabilidad de los próximos años.

Toques de realidad

Frente a asuntos sensibles el Presidente ha asumido un manejo distinto al que tiene acostumbrado con su manejo mediático.

El ejemplo más claro es la reunión privada, “en lo oscurito”, que tuvo con Jared Kushner, yerno de Donald Trump en la casa de Bernardo Gómez, copresidente de Televisa y con la asistencia del Canciller Marcelo Ebrard.

A la visita se le quitó la categoría de oficial, aunque desconociendo los temas ahí tratados, es posible que tengan una repercusión fundamental en la vida política del país, hayan sido económicos (inversiones); geopolíticos (migración, Venezuela) o relacionados con la firma del T-MEC.

El mensaje parece claro: la relación con Estados Unidos merece trato aparte.

Otra señal de manejo distinto empieza a ser el tema económico.

Frente a la desaceleración económica, el Gobierno, vía Alfonso Romo, ha admitido ya la necesidad de mayor austeridad en el sector oficial y ha anunciado despido de trabajadores del sector público como parte de las medidas contempladas.

Mandó un mensaje directo a las calificadoras al hablar de la estrategia para resolver el problema financiero de Pemex:
“Se está estudiando (la estrategia), y va emparejada con qué hacemos en el corto plazo porque es un problema financiero de corto plazo, para que la percepción de las calificadoras cambie, pero lo que realmente se está trabajando es la parte estructural, limpiar a Pemex de corrupción y realmente enfocarlo a producir petróleo”, dijo.

La apuesta es generar credibilidad con un mensajero serio y experimentado.

El manejo de expectativas, como si aún estuviera en campaña, va a comenzar a toparse con la realidad y entonces se podrán vislumbrar las prioridades y alcances del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.



Más información

Mochila Política 68 - Año 2 - Febrero 25 de 2019 - El auténtico López Obrador

Por Héctor Moreno

Los pronunciamientos y acciones de parte de grupos armados y organizaciones radicales de izquierda en contra del gobierno ubican con mayor claridad a Andrés Manuel López Obrador como un producto del viejo sistema priísta, de donde abreva ideología, discurso y proyecto.

Con algunos de ellos tiene gestos de entendimiento, pero con otros el enfrentamiento discursivo es frontal.

Entre los primeros se encuentran organizaciones radicales insertadas en escuelas

normales rurales, a quienes ha concedido la creación de una Comisión de la Verdad por los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y su inclusión en la creación de 100 universidades en su sexenio; a otros les concede la liberación de “presos políticos”.

Pero otros grupos actuantes en la CNTE, en movimientos populares y en grupos armados cobijados en una ideología de izquierda han externado ya su oposición a López Obrador.

Huexca la última muestra

La termoeléctrica ubicada en Huexca, Morelos tardó 10 años en ser construida y tuvo un costo de 22 mil millones de pesos. Está lista para entrar en funcionamiento, literalmente solo le falta subir el switch.

La obra tiene un valor estratégico, pues contribuirá a asegurar la energía eléctrica a la zona Metropolitana de la Ciudad de México, donde se concentra el 32 por ciento de la población del país y donde se genera el 34 por ciento del PIB nacional.

Por su trascendencia, los estándares para su construcción debieron ser muy estrictos.

Los grupos radicales disruptivos han estado ahí en contra del proyecto y con argumentos parciales o con mentiras, solo que ahora están empoderados pues en su campaña, López Obrador les prometió que la obra se desecharía mediante la consulta.

Una vez expresada su inconformidad con la consulta, López Obrador los calificó de “extrema izquierda”, y al igual que a grupos de maestros de la CNTE que participaron en los bloqueos de las vías férreas, los llamó “reaccionarios”.

Ahora, con el resultado positivo para el inicio de operaciones para la termoeléctrica, el riesgo evidente es la reactivación de la resistencia y la violencia social.

Carlos Fazio, el escritor Juan Villoro; el activista Javier Sicilia; Gilberto López y Rivas; los actores Daniel Giménez Cacho y Ana Colchero; el narrador Hermann Bellinghausen; la activista y abogada Bárbara Zamora; el Partido Revolucionario de los Trabajadores; Servicio de Paz y Justicia son algunos integrantes de la resistencia en Huexca.

A esta expresión le antecedieron la del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en su ceremonia de 25 aniversario el pasado 1 de enero donde el orador, calificó de “mañoso” y “tramposo” al Gobierno y lo acusó de pretender destruir al país, a los pueblos originarios a través de las consultas ciudadanas.

“O pidiéndole permiso a la Madre Tierra. No le creemos. Sólo porque la Madre Tierra no habla, si no le dijera “chinga tu madre”, vete a la chingada”, expreso? el subcomandante Moisés en una escenografía militarizada montada en La Realidad, Chiapas.

Mantuvo el tono del discurso al llamarle “a ese, al que está en el poder… viene por nosotros, porque aquí le estamos diciéndole claro, no le tenemos miedo; no le tenemos miedo a su Guardia Nacional… que le cambió de nombre para no decir E